Por: Agencia Anadolu

La primera ministra británica, Theresa May, anunció este jueves un plan medioambiental a 25 años que busca reducir substancialmente los desechos plásticos.

Durante un discurso en el Centro para los Humedales en Londres, May prometió extender un impuesto de 5 peniques a las bolsas plásticas a tiendas más pequeñas y dio a entender que se impondrán impuestos similares a los contenedores de plástico usados para las comidas rápidas y bebidas.

“En el 2015, introdujimos el impuesto de cinco peniques a las bolsas plásticas, ahora vemos que se están usando 9 billones de bolsas menos”, dijo la primera ministra.

Le sugerimos: La paradoja del Poopó, el lago de Bolivia que aparece y desaparece

“Durante los próximos años, pienso que la gente estará en shock sobre cómo permitimos que hoy en día se produzca una cantidad de plásticos tan innecesaria”, señaló, y recalcó que muchos de los desechos plásticos terminaban en los ríos y los océanos.

“Puedo confirmar que el Reino Unido demostrará liderazgo global. Debemos reducir la demanda de plásticos, reducir la cantidad de plásticos en circulación y mejorar la tasa de reciclaje”.

Otras iniciativas incluyen un plan para fomentar que los supermercados introduzcan pasillos sin productos con envueltos plásticos, nuevas investigaciones que promuevan la “innovación en los plásticos” y ayuda a los países en vía de desarrollo para que puedan lidiar con sus desechos plásticos.

“Gran Bretaña siempre ha sido un líder global en entender y proteger el mundo natural… y tenemos una responsabilidad de protegerlo y mejorarlo”, dijo May.

Le recomendamos: Por qué China quiere dejar de ser el basurero del mundo y cómo eso afecta al resto de los países

La primera ministra subrayó que los plásticos de un solo uso eran “ingeridos por docenas de especies marinas y 100 especies de aves marinas, causándoles mucho sufrimiento a criaturas individuales y degradando hábitats vitales”.

“Un millón de aves y más de 100.000 animales marinos como las tortugas mueren cada año por comer o quedarse atrapados en desechos plásticos”.

El martes, Reino Unido introdujo una prohibición a la manufactura de partículas plásticas solidas usadas en varias industrias.

La ministra de Medio Ambiente, Theresa Coffey, dijo que los océanos del mundo “son unos de nuestros tesoros naturales más valiosos”.

Le puede interesar: Qué es la "bomba meteorológica", la tormenta invernal que azota con violencia la costa este de EE. UU.

“Hemos llegado a un punto importante, exploraremos cómo podemos construir sobre nuestra prohibición y cómo hacernos cargo de otros tipos de desechos plásticos”, añadió Coffey.

Sin embargo, grupos defensores del medioambiente dijeron que la propuesta no tiene fuerza legal. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbin, expresó que 25 años era “mucho tiempo” para tomar acciones.

Dijo que la “cultura del desecho” debe ser confrontada “ahora”.