Este martes, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) presentó el más reciente informe de generación y manejo de residuos peligrosos en Colombia. Las cifras son alarmantes. En el año 2015 se generaron 406.078 toneladas de sustancias tóxicas en el país. Alrededor del 39% fueron gestionadas adecuadamente, el 32% aprovechadas y el 28% restante llegó a los basureros sin ningún tipo de tratamiento.

Aparte de este dato, la preocupación radica en que existe un subregistro respecto a este tema, pues la información se basa en lo que reportan las diversas empresas ante las autoridades competentes. “Sabemos que no tenemos el 100% de los datos porque la ley solo obliga a informar a partir de 10 toneladas, entonces los que producen menos no entran en la estadística”, explica Ómar Franco, el director del IDEAM. Por eso desde el Ministerio de Ambiente se le hizo un llamado a empresarios, productores y gremios para que presenten el informe oportunamente ante las autoridades competentes.

Desde hace 9 años se cuenta con el Registro de Generadores de Residuos Peligrosos, reglamentado por la Resolución 1362 del 2 de agosto de 2007, que ha permitido conocer cifras sobre generación y manejo de residuos o desechos peligrosos en el territorio nacional. “Esta es una herramienta fundamental para la identificación de desechos a priorizar, la toma de decisión para futuras reglamentaciones, el fomento de actividades de investigación y de gestión, así como el soporte de evidencia a compromisos internacionales”, indica el viceministro de Ambiente, Carlos Alberto Botero López.

Las zonas del país donde más residuos peligrosos se generan son Bogotá, Casanare y Antioquia, y las principales industrias generadoras son la de hidrocarburos, los fabricantes de piezas mecánicas, las acerías, las metalmecánicas y las que trabajan con asbesto. Respecto a este último insumo, que ha estado en la agenda pública por las denuncias de las afectaciones que causa a la salud, Franco afirma que en 2015 se generaron al menos 1.500 toneladas de este material.

Según Franco, se ha comprobado que los residuos peligrosos causan graves daños a la salud de las personas, principalmente relacionados con el cáncer de hígado, de pulmón y todo lo que tiene que ver con la gestación de bebés. “El país está seriamente afectado por la contaminación con estos residuos. Nosotros como IDEAM hacemos la tarea de reportar la información, pero son los Ministerios de Ambiente y de Salud los que tienen que tomar decisiones para afrontar este problema de salud pública”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.