El Director Técnico de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, Rodrigo Suárez Castaño, presentó renuncia irrevocable a su cargo el pasado lunes. Su relación con el ministro Luis Giberto Murillo ha sido accidentada: después de que Murillo anunció a Suárez como director en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), a los pocos días revocó el nombramiento en lo que se interpretó como el triunfo del Vicepresidente Vargas Lleras por el control sobre la entidad.  

Aunque la renuncia no lo explica, la salida de Suárez definitivamente le resta aún más fortaleza técnica a la entidad. El funcionario tiene amplia experiencia en el sector y conoce muy bien los temas de licenciamiento y de cambio climático, por lo que reemplazarlo no será fácil. El nombramiento del cirujano y ex-gobernador de Risaralda Carlos Alberto Botero López, en el cargo de Viceministro de Ambiente sorprendió hace poco por lo mismo: su desconocimiento del tema ambiental. Una evidencia de que a la cartera ambiental le preocupa más la política, que la gestión del medioambiente y desarrollo sostenible en el país.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.