La naturaleza de Colombia a veces parece ser una caja de sorpresas. Siempre hay nuevos descubrimientos. Hace unos días la Fundación Ecológica Los Colibríes de Altaquer (FELCA) anunció el reporte de 26 especies de saltamontes en la Reserva Natural Río Ñambí, en la selva del Pacífico de Nariño.

Investigadores de las universidades del Tolima, Distrital Francisco José de Caldas y Münster de Alemania descubrieron cinco nuevas especies para la ciencia, dos de las cuales fueron nombradas en homenaje al pueblo indígena Awá que habita este territorio. Las otras tres nuevas especies fueron bautizadas en honor al departamento de Nariño, a la Reserva Natural Río Ñambí y la Fundación FELCA en sus 25 años de esfuerzo comunitario conservando la naturaleza. (Vea: La extraña jirafa blanca descubierta en Tanzania)

Por último, también se rindió homenaje al desaparecido Jaime Levy, exdirector de la Fundación Altrópico que trabajó con convicción y compromiso apoyando los procesos comunitarios para buscar la estabilidad territorial y respeto por las culturas y tradiciones de esta y otras regiones. Los hallazgos incluyen además tres nuevos registros de especies de saltamontes para Colombia y siete nuevos registros para el departamento de Nariño.

En 2014 investigadores del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad habían registrado 700 especies de artrópodos en la Reserva Natural  Río Ñambí, entre los cuales había arácnidos, insectos, ciempiés y milpiés. En ese momento se había anunciado el descubrimiento de 35 nuevas especies de opiliones, una clase de arácnido.

La Reserva Natural Río Ñambí, situada en el corregimiento de Altaquer sobre la carretera que une a Tumaco y Pasto, tiene una biodiversidad excepcional. Ahí se han registrado 356 especies de aves, entre estas 44 endémicas y 32 de colibríes. En los últimos años se han descubierto más de 30 especies nuevas para la ciencia, entre las que destacan el ave Vireo masteri, las plantas Grias purpuripetala y Clusia niambiensis o el ciempiés Psammodesmus bryophorus que es la única especie descubierta en el mundo que convive con plantas en su dorso.

La Reserva es parte de la cuenca transfronteriza del Mira, un corredor que une las selvas del Pacífico, los bosques y páramos andinos y la Amazonía de Colombia y Ecuador. Esta región es también parte del territorio de los indígenas Awá, Pastos, Quichuas y Chachis, así como de comunidades afrocolombianas y campesinas.

Desde 1985 WWF-Colombia trabaja en la región, apoyando acciones de conservación en este paisaje binacional. Las acciones se han centrado en reforzar la gobernanza de las comunidades para tener un mejor control territorial, conservación de ecosistemas estratégicos como el páramo, manglar, bosques de niebla y tierras bajas. (Vea: Redescubriendo la historia vikinga)

Adicionalmente WWF viene trabajando en el manejo sostenible de los recursos naturales, mediante el desarrollo de planes de manejo integrados, con el propósito de mejorar la coordinación binacional y buscar acuerdos sólidos entre las comunidades y las instituciones.

A pesar de los esfuerzos para conservar la biodiversidad en esta región, este territorio enfrenta numerosas amenazas por deforestación, cultivos de uso ilícito, expansión de cultivos agroindustriales y presencia de grupos armados. Buscando aportar en la mitigación de estas presiones, WWF Colombia trabaja actualmente con la Fundación FELCA en el proyecto: “Adaptación en un mundo cambiante: permanencia de los ecosistemas, los servicios ambientales y el fortalecimiento de la gobernanza en la cuenca binacional Mira”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.