Scott Pruitt, director designado de la Agencia de Protección del Medio Ambiente estadounidense (EPA).
;
AFP

El polémico director designado de la Agencia de Protección del Medio Ambiente estadounidense (EPA), Scott Pruitt, reconoció el miércoles que la actividad humana incide en el cambio climático, pero dijo que su alcance es objeto de debate.

Organizaciones de defensa del ambiente y demócratas criticaron el nombramiento por el presidente electo Donald Trump de este secretario de Justicia de Oklahoma, a quien acusan de ser escéptico del cambio climático y de querer eliminar importantes regulaciones federales relacionadas con el ambiente que afectan al sector industrial.

“Déjenme decirles: la ciencia nos dice que el clima está cambiando y que la actividad humana de cierta forma afecta en ese cambio”, declaró Pruitt durante una audiencia en el Senado.

Pero “la capacidad de medir con exactitud el grado y la extensión de este impacto, y qué hacer con ello, son objeto de continuo debate y diálogo, y así debe ser”, agregó el futuro jefe de la EPA.

Scott Pruitt es un conocido amigo del sector petrolero y en varias ocasiones ha demandado ante la justicia a la EPA en nombre de empresas de Oklahoma.

Donald Trump había adelantado que Pruitt echaría atrás "el programa antienergía y fuera de control" de la EPA.

Pruitt minimizó ante los senadores sus vínculos con el sector de la energía fósil: "Tenemos que rechazar la idea según la cual si tú eres pro energía (fósil), eres antiambiental", dijo.

El senador demócrata Sheldon Whitehouse explicó cómo las pesquerías de su estado, Rhode Island, se han visto afectadas por el cambio climático. “No veo nada en su carrera que garantice a estos pescadores que va a tener en cuenta aunque sea un poco su bienestar, y no solo el bienestar de la industria de los combustibles fósiles”, dijo Whitehouse.

Otros demócratas estaban preocupados por cómo Pruitt abordaría la contaminación por mercurio de las centrales eléctricas, la calidad del aire o incluso la contaminación del agua con plomo.

En 2012 Donald Trump declaró que el cambio climático era un engaño creado por los chinos, pero después de salir electo ablandó su posición.

A finales de noviembre dijo estar “abierto con relación al tema” del acuerdo de París sobre el clima.

Sin embargo, a menudo ha dado a entender que podría limitar los poderes de la EPA. “Lo que hacen en términos de protección del medio ambiente es una vergüenza. Cada semana salen nuevas regulaciones”, dijo a Fox en octubre de 2015.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.