;
AFP

Los balleneros japoneses anunciaron que habían firmado un acuerdo con la organización ecologista Sea Shepherd que, según ellos, se compromete a no acercarse a sus buques, pero la ONG minimizó el alcance y prometió seguir con su lucha.

El acuerdo firmado ante la justicia estadounidense prohíbe a Sea Shepherd Conservation Society (SSCS) y a Paul Watson, célebre defensor de los océanos, "atacar físicamente los barcos de investigación y su tripulación", indicaron en un comunicado el Instituto de Investigación sobre los Cetáceos (IRC) y el armador Kyodo Senpaku. (Vea: Pingüinos, focas y ballenas mueren de hambre por el cambio climático)

"No tienen derecho a acercarse a menos de 457 metros de los balleneros y la SSCS no puede aportar fondos para facilitar los ataques" de otras ONG, agregaron.

Por su parte, Sea Shepherd declaró que la decisión implica sólo a la rama estadounidense de la organización.

"Las otras entidades de Sea Shepherd no están sometidas al sistema judicial estadounidense" y "Sea Shepherd Global y sus entidades en el mundo, salvo la de Estados Unidos, continuarán oponiéndose a la caza ilegal japonesa en la Antártida", dijo Alex Cornelissen, director de la ONG, a la AFP. (Vea: Lolita, la ballena que lleva 45 años en el tanque más pequeño del mundo)

Los balleneros japoneses retomaron la caza de ballenas en la Antártida a fines de 2015 tras un año de suspensión debido a una decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.