Cientos de personas buscan refrescarse cerca a las aguas que rodean a la ciudad. (Foto: AFP)

Al menos cuatro personas han muerto en Shanghái producto de una intensa ola de calor, considerada la cuarta más alta desde que los registros empezaron hace 145 años. Esta no es la primera vez que se registra un hecho de esta magnitud, en 2016 las temperaturas alcanzaron los 40 grados centígrados, tras una ola de calor que duró cinco días y en el cual se consumieron diariamente más de 7 millones de metros cúbicos de la red de agua en el área central de la ciudad.

En esta ocasión el termómetro alcanzó los 40,5 grados centígrados y el pasado viernes se registró un récord de 40,9 grados motivo por el cual las autoridades locales emitieron este martes la tercera alerta roja del año. Esta variación de calor sumado a la humedad de la ciudad y los niveles de contaminación han provocado una sensación térmica de aproximadamente 10 grados más.

Le recomendamos: Así se vería una sequía a escala global

Como consecuencia de las altas temperaturas no solo se han registrado pérdidas humanas, también decenas de personas, muchas de edad avanzada, han sido internadas en hospitales con insolaciones. De acuerdo a medios internacionales, algunas se encuentran graves ya que se estaban en la calle, en sus domicilios sin sistema de aire acondicionado o incluso trabajando bajo el sol.

Para huir del calor, cientos de personas han optado por buscar refugio cerca a la estación del metro de Shanghái donde el aire acondicionado del lugar les permite olvidar las altas temperaturas del exterior, mientras otros prefieren acudir a varios parques acuáticos en ciudades cercanas como Guizhou, donde la mayoría de la población ha aprovechado esta situación para incrementar su economía.

Le puede interesar: Las 10 ciudades más amenazadas por desastres naturales

Otra urbe escogida, es Dujiangyan, ubicada al sur del país donde 10.000 turistas han visitado las instalaciones del parque nacional para jugar con el agua, según recoge la Dragón Tv de Shanghái.  En HongKou, distrito de la ciudad, los visitantes han levantado sombrillas cerca al río Huangpu, con la finalidad de sumergir sus pies en la corriente de agua fría.

El gobierno local de Shanghái también ha abierto de forma gratuita 153 refugios al público, ofreciendo mesas, sillas, agua, revistas medicamentos y acceso  a internet. Además ha solicitado a los ciudadanos tomar precauciones  contra los golpes de calor y evitar actividades al aire libre. De acuerdo a las autoridades meteorológicas de Shanghai se espera que en los próximos días las altas temperaturas desciendan y el número de víctimas no aumente.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.