Foto: Cortesía Ideam.

La Sierra Nevada de Santa Marta a finales del siglo XIX contaba con 87 kilómetros cuadrados (Km2) de masa glaciar. Hoy ha perdido el 92% de esa ocupación.

“Ese es el reflejo del cambio climático en el mundo. Solo quedan 6,7 Km2 de glaciar en la Sierra”, aseguró Omar Franco, director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam). Y es que esta situación implica una pérdida enorme desde el punto de vista ecosistémico, paisajístico, turístico y de protección para las comunidades indígenas.

Según datos entregados por el Instituto, anualmente se pierde entre el 3 y el 5% de masa glaciar en Colombia y los pronósticos indicarían que en unos 20 o 30 años el país ya no contará con esa condición ecosistémica. Hoy, en todo el país solo quedan 37 Km2 de masa glaciar. “La Sierra Nevada es la que más retroceso ha tenido en los últimos años y está superando el porcentaje de pérdida anual”, puntualizó Franco. 

La pérdida de los nevados tropicales es uno de los primeros indicadores del efecto del cambio climático. Según el grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático “los cambios en los glaciares y las capas de hielo proporcionan la evidencia más clara del cambio climático, y como tales, constituyen variables clave para la identificación de estrategias en observaciones del clima global”.

Le puede interesar: Hielo en los polos disminuye a mínimos récord

¿Por qué es importante lo que sucede con los glaciares tropicales en Suramérica? La respuesta es contundente: en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia se encuentra el 99% de los glaciares tropicales del mundo. El 1% restante está en África Oriental.

En los últimos 50 años el país ha visto como estos ecosistemas se han disminuido en un 63% en su territorio. Más preocupante aún es que hace seis años se contara con 45 km2 y hoy solo queden 37, lo que quiere decir que en menos de una década se extinguió el 17%

Como parte de esa preocupación, que es compartida por otros países a nivel regional, se creó el proyecto de Monitoreo de Glaciares Tropicales Andinos en un Contexto de Cambio Climático que hoy llegó a su fin pero que dejó, para el caso colombiano, un completo sistema de observación glaciar con tecnología de punta que permite tener información de los cambios en el tiempo de los nevados, evolución de áreas, datos de espesores de hielo, nieve e imágenes de satélite.

Vea también: Celebridades por la conservación del Ártico

El proyecto donó estaciones meteorológicas para Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia. Además, se contará con una plataforma virtual regional que será alimentada no solo por expertos de cada país, sino también por comunidades locales que velarán por por su actualización y uso.

Así ha perdido Colombia progresivamente sus glaciares

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.