Se ultiman los detalles en el aeropuerto de Nagoya para que la aeronave retome su travesía por el mundo.

El avión Solar Impulse 2, que lleva tres semanas inmovilizado en Japón debido al mal tiempo, despegará a primera hora del miércoles rumbo a Hawai (Estados Unidos) para continuar su vuelta al mundo de 35.000 kilómetros.

Solar Impulse 2 despegará de la pista del aeropuerto de Nagoya, centro de Japón, para emprender un peligroso viaje a través del Océano Pacífico, que puede durar por lo menos cinco días y cinco noches de vuelo continuo.

"Solar Impulse intentará volar hacia Hawai el miércoles 24 de junio a las 2H30 locales (17H30 GMT del martes)", confirmó el equipo, que horas antes había manifestado su optimismo.

"Tenemos la sensación de que se abre una ventana meteorológica para Hawai. Se confirmará o no a las 12H00 GMT (21H00 locales en Japón)", anunció en Twitter André Borschberg, el piloto de este avión impulsado por energía solar.

"Si el tiempo lo permite", Borschberg pilotará el avión solar hasta Hawai en un vuelo previsto para durar cinco días y cinco noches.

"No me creeré esta ventana [meteorológica] hasta que hayamos superado el punto de no retorno", dijo el piloto de 62 años en la red social.

"La logística y los medios de comunicación, las operaciones en Tierra, todo tiene que estar coordinado para este vuelo", indicaron los organizadores en Twitter.

Según una portavoz, "las baterías están cargadas, de manera que el avión puede volar en cualquier momento".

"De noche es más fácil porque no pasa nada en el aeropuerto. Y como el sol sale temprano en Japón, podemos volar antes", añadió para justificar la hora temprana del despegue.

Por su parte el segundo piloto del avión, Bertrand Piccard, también espera un despegue rápido porque "nos permitirá estar Estados Unidos dentro de dos semanas, sería fabuloso", escribió en Twitter.

El Solar Impulse 2, que se averió a causa del mal tiempo y tuvo que hacer una escala imprevista en Japón, ya está reparado y listo para despegar pero desde el 2 de junio está bloqueado en Nagoya a causa de las lluvias en el país.

El aparato había despegado desde Nankín (este de China) en dirección a Hawai pero tuvo que renunciar a continuar su vuelo a causa de un frente nuboso. Desde entonces el cielo ha seguido cubierto y ha impedido el despegue.

"Tenemos que volar a través de un frente nuboso que va más o menos desde Taiwán hasta Alaska. La única manera de conseguirlo con nuestro avión es localizar un lugar donde el frente sea mucho menos denso", explicó a la AFP la semana pasada André Borschberg. 

Según el piloto, las previsiones meteorológicas "no son fiables a cinco o seis días". "Por eso que complican mucho el vuelo. No podemos arriesgarnos demasiado", añadió.

El despegue del miércoles supondría un alivio para el equipo de la expedición, aunque el piloto dijo estar dispuesto a esperarse dos meses si hace falta.

El Solar Impulse 2, un avión cuyas alas están cubiertas de placas solares, ya estuvo bloqueado un mes en China a causa del mal tiempo. 

El aparato salió el 9 de marzo de Abu Dabi con el objetivo de dar una vuelta al mundo recorriendo 35.000 kilómetros, un desafío tanto tecnológico como aeronáutico.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.