El tráfico de especies silvestres es una de las actividades ilegales más rentables que existen en Colombia. Cada año, miles de animales son extraídos de sus hábitats y comercializados tanto dentro de país como fuera de él por mafias criminales que no escatiman violencia para lograr sus propósitos. Según cálculos de Corantioquia, por cada ejemplar que llega a las manos del comprador hay otros 9 que mueren en el camino.

Vea: Cayó la mayor red de tráfico de especies silvestres de Colombia

Aunque es un fenómeno que ocurre todos los días del año, durante Semana Santa este delito se dispara, en gran parte debido a que los traficantes aprovechan que los residentes de las grandes ciudades visitan las regiones de amplia distribución de especies y pretenden regresar a sus casas con una “mascota diferente”, llevando consigo loros, perezosos, tortugas, iguanas y micos, entre otros.

Vea: La ruta a la libertad de los animales rescatados del tráfico ilegal

A propósito de esta coyuntura y como una manera de invitar a nuestros lectores a que eviten participar de este flagelo que afecta la biodiversidad del país, Semana Sostenible presenta los seis datos claves del tráfico ilegal de especies silvestres en Colombia.

Vea: Así es el negocio de la extinción y el tráfico de animales

  • El año pasado se incautaron 23.761 de animales silvestres. 1.199 fueron recuperados durante la Semana Santa.
  • La flora también es víctima del tráfico ilegal. En 2016 se incautaron 303.300 ejemplares, 25.441 durante la semana mayor. las especies que más se traficaron fueron las orquídeas y la palma de cera. 
  • En la Semana Santa de 2016 se registró la incautación de 148.125 huevos de iguana a nivel nacional, un incremento del 43% en comparación con el 2015.
  • Esta actividad delictiva se da con mayor frecuencia en  áreas de influencia de ríos, lo cual supone que estos son utilizados como canales  para facilitar procesos de acopio y distribución de especies desde los puntos de extracción hacia los sitios de comercialización. Los  departamentos con mayor número de decomisos corresponden a Sucre, Meta,  Caldas, Antioquia y Córdoba.
  • Para la Semana Santa de este año se tienen planeadas 6 operaciones encaminadas a  desarticular  estructuras dedicadas al  tráfico de fauna silvestre, vivos o muertos o cualquiera de sus productos, partes o derivados.
  • El tráfico de especies es  considerado un problema de seguridad nacional por lo que  se ha endurecido la normativa  frente a este tipo de delitos, por ejemplo en el  Código Penal de nuestro país se establecen penas de entre 32 y 90 meses de cárcel así como multas de hasta de 15.000 salarios mínimos a quienes incurran en el delito de tráfico ilegal de animales silvestres (artículo 328).

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.