Imagen del Río Magdalena.

Según explicó Elizabeth Taylor Jay, directora de Asuntos Marinos Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la herramienta posibilitará “visualizar y reportar basuras alrededor o dentro de arroyos, bahías, playas o estuarios”.

De esta forma, las autoridades ambientales locales podrán intervenir en las zonas afectadas por la contaminación, gracias a las fotos que las personas podrán cargar en la plataforma de Global Alert,  por medio de las cuales se alertará a las autoridades la ubicación de puntos afectados por la  acumulación de basura.

El estado de la cuenca preocupa a diferentes sectores, que advierten sobre el fuerte impacto que la contaminación por residuos sólidos ha tenido en este imprescindible ecosistema.

Un estudio de la Procuraduría que analiza el estado social, económico y ambiental del río, expone que ha sucedido una “disminución de la biodiversidad y los recursos forestales”, ocasionadas por la contaminación excesiva (Vea: Los siete tesoros naturales de Bogotá).

En la investigación participaron las alcaldías municipales, gobernaciones y autoridades ambientales de 393 de los 596 municipios que conforman la  cuenca del río Magdalena; “un 66% del universo propuesto”, según el documento.

En general, el reporte pinta una situación preocupante tanto en materia ambiental como social. De acuerdo a las respuestas de los municipios, solo un 27% cuenta con plantas para la potabilización de agua y la situación con respecto a sistemas para el tratamiento de aguas residuales es aún menos alentadora.

De todas las poblaciones encuestadas, 180 de ellas informaron no tener plantas para el tratamiento de aguas residuales, y 27 que las plantas existentes no funcionaban.

Además la encuesta evidenció una fuerte problemática social de analfabetismo, deserción escolar y desnutrición infantil (Vea: Páramos agua de vida).

La gran importancia nacional e internacional de la cuenca del río Magdalena, la mayor arteria fluvial del país, extendiéndose de norte a sur y ocupando el 49% del territorio habitado en Colombia hace necesario que acciones concretas se planteen y ejecuten para el alivio de esta situación, como es el caso de este programa que cuenta con el apoyo del Banco Mundial y la ONG, Ora (Ocean Recovery Allience).  

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.