| 2014/04/25

Una verdad incómoda

Al Gore acompañó a los bumangueses en el marco de la Cumbre Internacional del Medio Ambiente y los exhortó a tomar decisiones conscientes frente al medio ambiente.

Al Gore en CIMA Kids.
Al Gore en CIMA Kids.

Bucaramanga se durmió anoche esperando a Al Gore, uno de los personajes mundiales más importantes que ha pisado tierra santandereana. El clima no permitió que el ecologista, activista, ex vicepresidente de los Estados Unidos, Premio Nobel de Paz, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y hasta ganador de un par de premios de la Academia aterrizara en el Palo Negro y le cumpliera la cita a las más de mil personas que lo esperaban en el coliseo de la Universidad Santo Tomás.

Los asistentes entendieron la eventualidad y sin mucho decir esta mañana volvieron a agolparse en el recinto para escuchar con atención lo que Al Gore venía a comunicar. Un mensaje claro y contundente: “Es hora de actuar”. Con esto se refería a la necesidad inminente de empezar a ser conscientes de las elecciones que hacemos desde los diferentes niveles frente al medio ambiente.

No tardó en referirse al caso puntual de la minería en Santurbán y con voz fuerte afirmó: “Tendrán que elegir si el oro de Santurbán y que alguna gente tenga ganancias o el agua potable que abastece a todos los ciudadanos” y continuó, “la elección por el corto plazo o el largo plazo es difícil, siempre será complejo decidir entre la cosa fácil que es incorrecta o la difícil que es correcta” (Vea: Las Fallas Verdes).

El auditorio, entonces, se levantó en una sola ovación. Pero, no fue lo único que dijo al respecto. Parte de su conferencia giró en torno al legado generacional, a esas respuestas que tendremos que darle a quienes ahora son niños y jóvenes cuando estos se conviertan en adultos. Por esto dijo, “la elección de hoy va a tener grandes implicaciones en el futuro. No se equivoquen, porque cuando esta gente joven sea adulta van a preguntar dependiendo la realidad que les toque. Por ejemplo, si el oro resulta más importante que el agua, si existe un gran número de refugiados climáticos, si las fuertes tormentas han aumentado nos dirán: ¿Ustedes qué estaban haciendo? ¿Por qué no actuaron? ¿Qué valores tuvieron? Pero si por el contrario encuentran un entorno sostenible, adecuado y con esperanza dirán ¿Cómo encontraron el coraje moral para hacer lo correcto, para hacer un mejor mundo?” (Vea: ¿Y usted qué está haciendo por la paz?)

Emotivo como suele ser cuando se dirige a las masas y con un inglés absolutamente claro también instó a los gobernantes y tomadores de decisiones a generar políticas y negocios innovadores, donde las energías provenientes de fuentes renovables manden la parada. Con su frase, “la voluntad política también es un recurso renovable” hizo que nuevamente los aplausos rompieran con el silencio del auditorio, y  concluyó “necesitamos liderazgo para aumentar las velocidades de los cambios”. 

Aquellos llamados o verdades que para muchos han resultado incómodas en el mundo no pararon ahí, porque si bien, los Gobiernos y las empresas privadas tienen responsabilidades a la hora de educar e innovar en los negocios, es un deber de todos actuar en pro del medio ambiente del que también hacemos parte. “Todos elegimos de acuerdo a los valores que tenemos”, afirmó.  

“Diariamente el mundo emite 90 millones de toneladas de contaminantes a la atmosfera, lo que ocasiona que el calor se atrape y las temperaturas aumenten. Pero, todos pensamos que no es demasiado, si pusiéramos en proporción de cuando sube la temperatura corporal y nos diéramos cuenta de que dos grados son suficientes para tomar medidas, entonces, podríamos ver la magnitud de la fiebre que está teniendo el planeta en este momento”. (Vea: La contaminación ambiental produce más de 7 millones de muertes anuales)

Se acercaba el final de estos casi 45 minutos de intensa reflexión cuando dijo, “el cambio más importante es el del corazón, para que la sostenibilidad esté inmersa en todas las cosas que hacemos”. Más de mil almas se pusieron de pie y no dejaron de aplaudir mientras el alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, le entregó las llaves de la ciudad. Al Gore, por su parte con una evidente emoción las recibió y se despidió de los asistentes con un “Gracias y hasta la pronto” en español. (Vea: El antropólogo de la Sostenibilidad)

Así se cumplió el evento más esperado de la agenda de la Cumbre Internacional de Medio Ambiente, CIMA Kids 2014.

Otras verdades polémicas


Al Gore recorre el mundo hablándole a personalidades de los diferentes gobiernos, empresarios y a la comunidad en general sobre la necesidad de salvaguardar nuestro medio ambiente. Estas son otras frases que han resultado incómodas para muchos:

“La contaminación no es nada más que el producto de la inconsciencia del hombre con respecto al uso de recursos”.

“La dicotomía entre desarrollo y sostenibilidad es falsa. Sin planeta, no hay economía que valga”.

“Estoy convencido de que muchas personas han perdido su fe en el futuro, pues estamos empezando a actuar en casi toda faceta de nuestra civilización como si nuestro futuro fuera tan precario que tuviera más sentido centrarse exclusivamente en nuestras necesidades actuales y en los problemas inmediatos”.

“Ya hemos llegado al punto de considerar nuestros bienes como artículos desechables. ¿Hemos transformado de igual modo la forma de ver a nuestros semejantes? ¿Hemos dejado de valorar también, durante este proceso, la singularidad que poseemos todos?”

“Nuestros hijos tienen derecho a juzgarnos con el máximo rigor, sobre todo porque lo que está en juego es su futuro (y no solo el de ellos, sino el de toda la humanidad)”.

“Sustentabilidad implica más que medio ambiente; implica ética, colaboradores, cadena de valor y más…”

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.