;
AFP

Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea se encuentran reunidos este viernes en Bruselas con el objetivo de intentar acelerar la ratificación del Acuerdo de París sobre clima, para poder estar así presentes en las próximas negociaciones que tendrán lugar en Marruecos en noviembre.

"Tenemos que asegurarnos que la UE será una de las partes del Acuerdo de París durante la COP22 en Marrakech en noviembre", dijo el ministro de Medio Ambiente finlandés, Kimmo Tiilikainen, a su llegada a una reunión extraordinaria de responsables europeos del ramo en Bruselas.

El 12 de diciembre, 195 países y la UE se comprometieron en la conferencia del clima de París (COP21) a detener el alza de la temperatura del planeta "muy por debajo de los 2ºC" y ayudar económicamente a los países más vulnerables al calentamiento global.

Nació entonces el llamado Acuerdo de París, que reemplazará a partir de 2020 el actual Protocolo de Kioto. Para su entrada en vigor, 55 países que representen el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) deben ratificarlo.

La primera condición ya se cumplió y, tras el anuncio de India de ratificar el texto el próximo 2 de octubre, el objetivo del 55% está cada vez más cerca.

"Nuestro deseo (…) sería que Europa fuera el detonante, lo que nos falta para que el Acuerdo de París entre en vigor", dijo la ministra española de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, a su llegada a la reunión.

Sin embargo, la reunión se anuncia complicada, como reconoció García Tejerina, por las reticencias de algunos países, como Polonia e Italia, a los compromisos que negocian los ministros.

Para "tener en cuenta las preocupaciones" de Polonia, el comisario europeo para Clima, Miguel Arias Cañete, se reunió a primera hora de la mañana con el ministro polaco, según tuiteó el responsable europeo.

Bruselas busca no descolgarse del grupo de países que negociarán en Marrakech (centro de Marruecos) cómo aplicar este acuerdo, el primero de carácter mundial, máxime cuando China y Estados Unidos ya tienen asegurada su silla.

Solo las naciones que presentaron sus ratificaciones ante Naciones Unidas antes del 7 de octubre tendrán voz y voto en esa reunión. Pekín y Washington lo hicieron conjuntamente el pasado 3 de septiembre.

Ante la proximidad de la fecha, la UE tiene previsto pedir a la Eurocámara que dé el visto bueno, en principio el 4 de octubre, antes de que el Consejo de la UE, que representa a los 28 países del bloque, ratifique a su vez el acuerdo.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.