Este lunes Rusia sorprendió al mundo al anunciar que su Vladimir Putin podría no asistir a la COP 21 a realizarse en París en diciembre próximo. A pesar de que la presencia había sido anunciada por el gobierno francés, el Kremlin no confirmó que Putin se haga presente, “estamos estudiando la posibilidad de esta visita”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. (Vea: ¿Qué es y para qué sirve la COP 21?)

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, había anunciado la participación del presidente ruso a la ceremonia de apertura de la COP21, que tendrá lugar del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Sin lugar a dudas, este es un duro revés para la organización del evento y de consumarse la no asistencia de Putin estasería un enorme escollo para las negociaciones que pretenden sellar un acuerdo para luchar contra el calentamiento climático y para el cual el acuerdo de Rusia, uno de los principales productores mundiales de petróleo, es esencial. (Vea: Un “manual” para entender el cambio climático)

La presencia de Putin en París sería además la ocasión para este y sus homólogos occidentales de abordar la guerra en Siria, donde Moscú desempeña un papel esencial desde el inicio de sus bombardeos en apoyo de Damasco, oficialmente para luchar contra el Estado Islámico (EI).

Con información de AFP

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.