La oficina del Palmer es el epicentro de la ira mundial por el asesinato de Cecil.

El doctor Walter Palmer nunca pensó que pasaría de ser un dentista promedio que atiende un pequeño consultorio en Minnesota (Estados Unidos) a ser el cazador más odiado a escala mundial por el asesinato del famoso y casi venerado león Cecil. (Vea: Zimbabue acusa a un dentista gringo de matar al famoso león Cecil)

La ola de indignación mundial se trasladó este miércoles a las afueras del River Bluff Dental, donde queda su consultorio, un lugar que se ha visto abarrotado de leones de peluche que han dejado cientos de personas en rechazo al asesinato de Cecil. Asimismo el lugar tuvo que dar de baja su perfil de Facebook, mientras que su página de Yelp, que proporciona información sobre el negocio, está llena de mensajes de rechazo y odio acusando al dentista de asesinato a sangre fría. 

Ante esto Palmer, quizá previendo una baja en sus ganancias, escribió una carta de arrepentimiento solamente dirigida a sus pacientes. "Lamento profundamente que mi ejercicio de una actividad que me encanta y que practico responsable y legalmente resultase en la muerte de este león". 

Estas palabras claramente no borraran el accionar de Palmer quien no contento con haber alcanzado con una flecha al indefenso animal, luego lo ultimó con varios disparos de escopeta y después lo decapitó y lo despojó brutalmente de su pelaje. (Vea: El impactante video de un león cautivo que retorna a la naturaleza)

Por su parte la autoridad de parques de Zimbabue señaló que el asesinato del animal fue desde todas las perspectivas ilegal: “las investigaciones a la fecha sugieren que la muerte del león Cecil fue ilegal ya que el dueño de la tierra donde se cometió la matanza nunca colocó al león en la cuota de caza permitida para 2015. Esto quiere decir que todas las personas involucradas en el hecho deberán comparecer ante una corte y enfrentar cargos por caza furtiva”.

En la misiva Palmer explica que no sabía que el león hacia parte de un estudio en el que cooperaban las autoridades de Estados Unidos y Zimbabue, como si esto lo exculpara de alguna forma en caso de haber matado a un león anónimo. (Vea: Elefante llora al ser liberado después de 50 años de maltrato)

Este es el texto completo de la carta que también puede ver en inglés en este enlace

A mis pacientes valorados: Como ustedes ya han escuchado, he estado en las noticias en los últimos días por razones que no tienen nada que ver con mi profesión o el cuidado que les proporciono. Quiero que sepan de esta situación y mi participación. Además de pasar tiempo con mi familia, una de mis pasiones fuera de la odontología es la caza. He sido un cazador de toda la vida desde que era un niño que crecía en Dakota del Norte. No suelo hablar de la caza con mis pacientes, ya que puede ser un tema polarizador y cargado de emociones. Entiendo y respeto que no todo el mundo comparta los mismos puntos de vista sobre la caza.

A principios de julio, estaba en Zimbabue en un viaje de caza con arco. Contraté a varios guías profesionales y conseguí todos los permisos adecuados. Que yo sepa, todo acerca de este viaje fue legal y adecuadamente manejado y conducido. No tenía ni idea de que el león que ultimé fuera un león reconocido, el favorito local, y parte de un estudio. Me basé en la experiencia de mis guías profesionales locales para asegurar una caza legal. No he sido contactado por las autoridades en Zimbabue o en los Estados Unidos acerca de esta situación, pero voy a ayudarles en cualquier consulta que puedan tener.

Una vez más, lamento profundamente que mi ejercicio de una actividad que me encanta y la práctica responsable y legalmente resultó en la muerte de este león. Esa nunca fue mi intención. El interés de los medios en esta materia - junto con un número considerable de comentarios y llamadas de personas que están enojados por esta situación y por la práctica de la caza en general - ha afectado nuestro negocio y nuestra capacidad de ver a nuestros pacientes. Me disculpo profundamente por este inconveniente y prometo que haremos nuestro mejor esfuerzo para reanudar las operaciones normales tan pronto como sea posible. Estamos trabajando para que los pacientes con necesidades inmediatas puedan consultar a otros dentistas y les mantendremos informados de cualquier novedad adicional. En nombre de todos nosotros en River Bluff Dental, gracias por su apoyo.

Atentamente, Walter J. Palmer, DDS River Bluff Dental

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.