En los últimos años el tema de movilidad sostenible ha tomado  fuerza a nivel mundial. En varios países ya se han implementado alternativas para contrarrestar la contaminación que producen los automóviles convencionales con sus emisiones de dióxido de carbono.  

Colombia no se ha quedado atrás, hace dos años un grupo de ingenieros desarrollaron un vehículo que combina la energía eléctrica con la eólica. Este atractivo proyecto de color naranja y diseño deportivo emplea un sistema que aprovecha la resistencia de aire que se genera mientras avanza, y la convierte en energía eléctrica que luego es  aprovechada para cargar un porcentaje de baterías de litio integradas. 

Este auto que alcanza una velocidad carcana a los 120km/h tiene un diseño similar a un auto convencional, pero no tiene embrague, ni utiliza combustibles fósiles. El número de ocupantes es de máximo dos personas. Posee una caja de cambios de cinco velocidades y una pantalla donde se puede monitorear el nivel de carga y el estado de las baterías. Para Javier Roldán, líder del proyecto Eolo, esta creación está centrada en la movilidad urbana y en ser amigable con el ambiente, “hemos visto que la mayoría de conductores urbanos van solos, por eso pensamos en ese diseño. La creación del carro es una solución a los problemas ambientales ya que genera un cero  emisiones de dióxido de carbono". 

El Eolo surgió cuando Roldán culminó sus estudios de Ingeniería Mecánica “siempre quise emprender algo, empecé a desarrollar prototipos de máquinas eólicas en mi casa y en el 2012 desarrollé una propuesta para un vehículo eléctrico”. Con la idea ya consolidada, Roldán junto a su hermano y amigos golpearon muchas puertas obteniendo respuestas desfavorables, hasta que la Corporación Industrial Minuto de Dios se interesó y aportó la 600 millones de pesos para financiar el proyecto. 

En  el 2015 se inició la fabricación del primer prototipo del vehículo. Y actualmente se busca mayor financiación para la elaboración del ’Eolo Pro’ con el que se planea ingresar al ámbito comercial a principios de 2019. El valor del vehículo en el mercado es cercano a los 100 millones de pesos, “el precio está por debajo de lo que cuesta un vehículo eléctrico en Colombia”, asegura Roldán. 

Pese a que no se realizado un lanzamiento oficial, el Eolo ha visitado varias exhibiciones en Bogotá y ciudades aledañas. En la actualidad el proyecto sigue su curso gracias a alianzas con varias empresas, que le permite al equipo reforzar conocimientos de nuevos productos y sumar peldaños en la creación de una fábrica de vehículos eléctricos con tecnologías amigables con el medioambiente, aprovechando la energía eólica y afirmando que una movilidad sin contaminación es posible. 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.