| 2016/11/04

La primera pizza antideforestación de Colombia

El reconocido chef Mark Rausch comenzó a utilizar queso del Caquetá en sus restaurantes. De esta manera se apoya a productores de leche responsables que conservan 29 ecosistemas del piedemonte amazónico.

El queso de Caquetá es uno de los pocos que cuentan con denominación de origen en Colombia. El sello es un reconocimiento a la calidad y el esfuerzo en su producción. En ese departamento la industria láctea es una de las más fuertes y por esta razón es que el reconocido chef Mark Rausch decidió apoyar a la industria caqueteña al incluir sus quesos en las recetas de sus restaurantes.

Uno de los productos preparados con queso caqueteño es la llamada ‘pizza antideforestación’, con la cual el chef se vincula a un proyecto de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y Patrimonio Natural  para conservar la Amazonía. La iniciativa no solo busca fomentar la industria regional sino preservar el piedemonte amazónico.

Fomentar buenas prácticas en la industria lechera se convirtió en una necesidad para el país ya que la ganadería extensiva es una de las principales responsables de la deforestación. Con apoyos como el de la pizza antideforestación se percibe la relación entre conservación, producción sostenible y utilización de productos 100% nacionales. El propósito es crear un espacio donde se reconoce y celebra un producto ambientalmente amigable, que cuida la biodiversidad y conserva el piedemonte amazónico mientras que genera mejoras en la calidad de vida de los caqueteños.

Ganadería y conservación

Gran parte de la ganadería del Caquetá se ubica en el piedemonte amazónico, una franja de territorio de 1.468.000 hectáreas de corredores ecológicos que conectan la Amazonía con la cordillera de Los Andes. Junto al conflicto armado, el cambio climático y la expansión de la frontera agrícola, la ganadería extensiva es uno de los principales focos de deforestación en Colombia y Caquetá tiene una de las tasas más altas a nivel nacional, lo cual afecta su rica biodiversidad.

Debido a esa problemática el programa Conservación y Gobernanza, apoyado por Usaid, busca desarrollar un enfoque del paisaje que permita mantener la integridad de los ecosistemas del piedemonte amazónico y promover el desarrollo económico sostenible.

Los ganaderos han recibido capacitación en el uso de la tierra y han mejorado sus prácticas, produciendo más, al tiempo que generan menor impacto en los ecosistemas. Esto ha permitido avanzar en las metas trazadas para el 2020: fortalecimiento de 37 organizaciones en la región, 22 comunidades adoptando prácticas sostenibles que conservan la biodiversidad, 20.000 hectáreas bajo un mejor manejo ambiental, 2.010 hectáreas bajo prácticas sostenibles y 1.000 familias beneficiadas.

Finalmente, Pizza sin deforestación es el resultado de un trabajo con los productores lecheros del Caquetá que obtienen un producto que no atenta contra el medioambiente, fortalecen sus finanzas al llevar los productos fuera del departamento y cuentan con la divulgación de reconocidos chefs como Mark Rausch, que ya los utilizan en la alta cocina del país.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.