A veces solemos pensar que la conservación y el cuidado del medioambiente es un tema reservado para grandes empresas o para el gobierno. Sin embargo, desconocemos el papel que tienen las pequeñas acciones de cada uno de nosotros en la preservación del planeta. Y si bien muchos ya tenemos hábitos responsables en nuestro hogar, esto no es suficiente ya que pasamos más tiempo en nuestro lugar de trabajo que en nuestra residencia particular.

Teniendo en cuenta que Colombia no pasa por sus mejores momentos en materia medioambiental, Semana Sostenible le da cinco consejos para aportar un granito de arena en el ahorro de recursos. Una tarea que seguro el planeta le agradecerá.

1. Apagar el computador una vez sale de la oficina

Muchas personas tienen la costumbre de dejar prendido el computador para ahorrar tiempo al retomar sus labores al día siguiente. Si bien puede ser algo molesto guardar archivos, páginas del navegador y correos. La sola acción de apagar el computador ahorrará una gran cantidad de energía, en este punto muchos dirán que la empresa paga ese sobrecosto, pero en realidad lo hace el planeta. (Vea: Sencillos pasos para ser un padre ambientalmente responsable)

2. Evitar el uso de luz artificial

En horas de la mañana, en algunas oficinas es posible trabajar con la mejor luz que el universo puede brindar: la luz del sol. Sin embargo, somos conscientes de que esto no es posible en todos los espacios. Por eso no está de más acercarse a los encargados de servicios generales y proponerles el uso de bombillos ahorradores o LED, con este simple cambio ganan ellos en proactividad con sus superiores y haremos un gasto eficiente de la energía eléctrica. (Vea: ¿Por qué tantos antibióticos pierden su eficacia?)

3. Separar la basura

En la oficina comemos, imprimimos y usamos una gran cantidad de aparatos electrónicos. Una empresa que realiza un adecuado ciclo de desecho de seguro verá que su gasto disminuye considerablemente. Sin embargo, son muchas las empresas a las que les importa poco este apartado, por esta razón siempre es posible reemplazar los vasos desechables por una taza de un material reutilizable (porcelana, vidrio, etc.). Asimismo, si la empresa es negligente en el tema de la separación de desechos podemos deshacernos de los residuos orgánicos y no orgánicos de manera adecuada en nuestro hogar. (Vea: Ahorre llevando un estilo de vida ecológico)

4. Ahorrar papel

No imprimir de no ser necesario, imprimir por las dos caras del papel o usar papel reciclado son varias de las alternativas que tenemos antes de encontrarnos con montañas de hojas mal usadas y con grandes espacios en blanco. (Vea: 5 formas de reducir nuestra huella de carbono en el año que comienza)

5. Hacer uso responsable de los recursos y reutilizar

Usar el papel impreso para tomar notas, usar los esferos y marcadores hasta el final de su vida útil o usar una cuchara de metal en vez de una de plástico, son gestos que ayudan a la conservación del medioambiente. También, cerrar el grifo cuando nos lavemos los dientes es una costumbre que puede venir desde nuestro hogar y puede ser replicada en el lugar de trabajo. (Vea: 5 platos típicos que el cambio climático podría arruinar)

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.