Inuka, el primer oso polar nacido en un país tropical, fue sometido a la eutanasia este miércoles debido a una degradación de su salud. El animal de 27 años, una edad que equivale a 70 años en los humanos, era una de las principales atracciones del zoológico de Singapur.

Le recomendamos: Una nueva amenaza para los osos polares

Su muerte pone fin a una era en este lugar, ya que la dirección anunció que no será remplazado y por lo tanto no habrá más osos polares. Estos animales viven en países de clima frío como Groenlandia, Canadá o Rusia. Las temperaturas en Singapur, un archipiélago cercano al ecuador, casi nunca bajan de los 25 grados.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta