sostenibilidad
Facebook
12 por ciento de los empresarios en Colombia saben qué es la RSE. Las empresas necesitan arriesgarse y comprometerse con prácticas sociales y empresariales que en un futuro rendirán frutos.

Las empresas necesitan arriesgarse y comprometerse con prácticas sociales y empresariales que en un futuro rendirán frutos.

Negocios Verdes

12 por ciento de los empresarios en Colombia saben qué es la RSE

¿Caridad? ¿Recoger basuras un fin de semana al año? Un estudio muestra que el tema de RSE sigue 'verde' en el país.

Según un estudio realizado por la Superintendencia de Sociedades y la Universidad Externado, solo el 12 por ciento de de los empresarios encuestados están informados de lo que significa la Responsabilidad Social Empresarial.

En una encuesta realizada a 22.266 empresas de diferentes sectores, se encontró que más del 80 por ciento de los empresarios del país no saben qué es la Responsabilidad Social Empresarial o RSE.

En otras palabras, solo 2.671 empresarios han puesto en práctica la RSE en sus compañías y el 54 por ciento de los entrevistados apenas sabe lo que significa, mientras que otro 20 por ciento solo la ha oído nombrar. Una cifra preocupante del estudio es que 14 por ciento reconoce no saber nada del tema. Esto en un país donde los trabajadores salen a protestar por la situación en que deben trabajar, las garantías que se les ofrecen y los horarios a los que están sometidos.

A este panorama se suma que en Colombia, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Javeriana, los programas de RSE que existen son estructurados desde el punto de vista de la dirección de las compañías o de los consultores y no desde los grupos de interés externos.

El problema es que cuando se formulan ideas genéricas como “los trabajadores quieren estabilidad” o “los clientes quieren una relación de maximización ‘precio-producto’”, al final la compañía no sabe cómo actuar frente a los desafíos y no responde a las demandas de su público externo, que son las comunidades donde operan las compañías.

Igualmente, la necesidad de reportar y generar esa imagen de transparencia ha logrado que cada año más empresas realicen un reporte siguiendo las normas del GRI o Icontec pero, como señala el estudio, “en Latinoamérica, la implementación de la estructura blanda y dura para producir informes de RSE refleja esfuerzos de las empresas, pero no necesariamente implica un cambio en sus formas de operar y en mayor sostenibilidad organizacional”.

Acciones vs. comunicar

Paul Klein, presidente  y fundador de Impackt, escribió en el periódico The Guardian, que para la mayor parte de la compañías extractoras (carbón, petróleo) que funcionan en Latinoamérica y particularmente en Colombia, se ha convertido más importante la imagen que su público externo y por eso lo que los medios visibilizan de ellas es lo que ellas mimas muestran de sus programas de Responsabilidad Social.

Este tema resulta particularmente importante ya que el país está en el marco del cuarto encuentro de Colombia Responsable, un evento en el que organizaciones, fundaciones y ong se unen para discutir temas de responsabilidad y desarrollo social. Así mismo,  el pasado 1 de agosto terminó el segundo Foro Latinoamericano de Responsabilidad Social Empresarial, que tuvo lugar en Bogotá, en el sector extractivo y las conclusiones fueron nefastas.

La RSE  ha entrado al sector, pero sin claridad. Nadie sabe bien cómo llevarla a cabo y traducirla en hechos o proyectos que solucionen problemas sociales y que muestren que las empresas tienen una cadena de valor sólida, que tiene en cuenta todos los eslabones ¬– empleados de  nómina y contratistas– al  llevar a cabo sus operaciones.

Para Klein esto no quiere decir que muchas empresas no estén haciendo bien la tarea, sino que en muchos casos todo depende de cómo se comunican los programas que están realizando. Es por esto que en cuestión de RSE todavía hay mucha tela por cortar y queda por ver si  las  empresas y  quienes las dirigen logran unir esfuerzos con las comunidades y alcanzar metas que llenen las expectativas de parte y parte.

Relacionados:

“La noción de filantropía se está redefiniendo”. Ocho años en la organización, sumados a un reconocido trabajo en responsabilidad social, le han dado a Rae Richman la experiencia suficiente para trabajar con compañías como Fortune 500 en el desarrollo de sus iniciativas filantrópicas.

En entrevista con Semana Sostenible, Rae Richman, directora regional de Rockefeller Philantropy Advisors, habló sobre los retos, las oportunidades y las tendencias de un sector que evoluciona para adaptarse a un entorno cambiante.

Sin responsabilidad no hay empresa, dos casos colombianos. De izquierda a derecha: Michael Porter, creador del Valor Compartido, y Sandra Sierra, directora ejecutiva Corporación Fenalco Solidaria Colombia.

Las compañías del país han empezado a medir su compromiso social y a entender que va más allá de firmar un cheque.

COMENTARIOS:

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

PARA COMENTAR DEBE INICIAR SESIÓN


Facebook