Margarita Barraquer, Taliana Vargas, Alejandro Eastman Robledo y Gladys Sanmiguel, con un grupo de mujeres graduadas.

Más allá de que las cifras de maltrato sigan creciendo, existen iniciativas que pretenden exaltar el valor de la mujer y resignificar la visión de mundo de muchas de estas que a veces piensan que no pueden aportar nada a la sociedad. A pesar de que la mujer más allá de ser dadora de vida es el motor y el pilar fundamental de la mayoría de sociedades modernas.

El programa de Responsabilidad Social “Belleza por un futuro”, de la multinacional francesa L’Oréal, que cuenta con el apoyo gubernamental de la Agencia Nacional para la superación de la pobreza extrema (ANSPE) y el SENA. Logró que este martes, 24 de febrero, en el Centro Social de Agentes y Patrulleros de la Policía de Bogotá cerca de 100 mujeres en condiciones de vulnerabilidad lograran obtener la titulación que las identifica como especialistas en peluquería y belleza, en el marco de un proyecto que ha permitido que más de 650 mujeres se hayan visto beneficiadas.

Amas de casa, desplazadas, mujeres en pobreza extrema, han visto como esta iniciativa les ha otorgado una nueva oportunidad para ser emprendedoras, independientes y competitivas para el mercado laboral, y de paso generar ingresos para ellas y sus familias.

Este es el caso de Fanny Zuluaga, una mujer desplazada de Falan (Tolima), quien pudo capacitarse en el área de color y tintura que le dio el título de colorista de L’Oreal, “En una ciudad como Bogotá es decir que alguien le de trabajo a una persona desplazada con tres hijos”, asegura la mujer que ronda los 35 años. Ella después de graduarse empezó haciendo domicilio y luego montó una improvisada sala de belleza en una parte de su casa que le permite atender a sus clientas de forma más “familiar” y de paso estar al tanto de su hogar y sus hijos. 

A partir del año pasado el programa “Belleza por un Futuro”, también vincula a las madres, esposas, viudas y huérfanas de miembros de la Fuerza Pública heridos o caídos en combate, gracias a la cooperación de la Corporación Matamoros. “Siempre estamos buscando oportunidades de trabajo para nuestras beneficiarias y encontramos una excelente forma para capacitarlas y mejorar su calidad de vida”, expresó Gladys Sanmiguel, directora de la corporación.

Humberto Casillas, directorde la división de productos profesionales de L’Oréal Colombia, GladysSanmiguel, Margarita Barraquer, Taliana Vargas y Alejandro Eastman, con las mujeres graduadas.


Por su parte, Martha Emilse Rodríguez, beneficiaria y una de las graduadas de este martes, destaca que esta oportunidad “es una dignificación personal para la mujer, porque nos abre los ojos para alcanzar logros y metas. Es una realización personal y una alegría de alcanzar cosas que no creía alcanzar por mi edad y por mi condición de madre cabeza de hogar”.

En la entrega de diplomas estuvieron presentes Margarita Barraquer, secretaria general de la ANSPE; Gladys de Matamoros, directora de la Corporación Matamoros; Alejandro Eastman, gerente general de L'Oréal Colombia; y la exseñorita Colombia Taliana Vargas. Esta última quien lideró una alianza entre su fundación ‘Casa en el Árbol’ y La Caja de Compensación del Magdalena CAJAMAG para extender el programa a Santa Marta donde hace más de dos semana 110 samarias recibieron su diploma en peluquería y belleza.

Asimismo, las 100 mujeres graduadas este martes y 30 samarias recibieron becas que les permitirán continuar sus estudios en el SENA para la obtención de un título técnico en el área cosmética. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.