Enrique Cuellar y Emilio Pombo creadores de app Biko.

¿Se ha preguntado cómo vivir más saludablemente y a la vez aportar algo al planeta? La respuesta es fácil y viene en forma de aplicación: Biko no solo le dice qué rutas seguir, sino que por cada kilómetro le da plata virtual que puede cambiar por premios o donar.

Biko nació de varios encuentros de tres amigos que tomaban cerveza mientras reflexionaban sobre cómo recuperar la imagen de Bogotá. Después de seis años de vivir por fuera Enrique Cuellar, cofundador de Biko con Emilio Pombo y Tomás Bleier, volvió a Bogotá y vio una ciudad cambiada: menos organizada y mucho menos amada por sus habitantes. A raíz de ese malestar generalizado Cuellar decidió buscar un hito de la ciudad para crear una campaña que le diera una nueva vida a la capital del país. Después de considerar lugares como Monserrate y la plaza de Paloquemao le quedó claro que ninguno era el corazón de la ciudad. Al final escogió la ciclovía, símbolo de calidad de vida para Bogotá.  (Vea: Estas son las 10 mejores ciudades del mundo para andar en bicicleta)

La campaña murió y se transformó en un emprendimiento que en ese momento se llamaba Ciclo Peso y que luego pasó a ser Biko. La idea central del proyecto era lograr que la gente usara la bicicleta y recibiera plata a cambio. Al ver que conseguir dinero era difícil Enrique y Emilio recurrieron a una de las modalidades de negocios más viejas del mundo: el trueque. Así, la idea fue progresando y con mucho trabajo hicieron más de 25 alianzas con restaurantes, cadenas, tiendas, etcétera, para que los usuarios de la aplicación Biko —disponible para Ios y Android—pudieran acumular un biko por cada kilómetro recorrido en sus bicicletas hasta tener los suficientes para cambiarlos por descuentos en las tiendas de los aliados. Es por esto que el tagline de este emprendimiento es “recompensas al ciclismo urbano”. Y es que Biko no solo ofrece estos canjes, sino que también muestra en tiempo real qué ciclorrutas se pueden transitar y qué tan seguras son.

Ahí, sin embargo, no se acaba la historia. Para el lanzamiento de la app Cuellar, Bleier y Pombo crearon una campaña en la que 13 celebridades montaban bicicleta por un mes, acumulaban bikos y los donaban a una fundación. Al final, el que más bikos hubiera acumulado se ganaba 20 millones de pesos para su fundación. Esta iniciativa llamó la atención de los usuarios de biko en el mundo que comenzaron a donar sus bikos a sus causas escogidas. Fue esto lo que inspiró a los dos cofundadores a activar la función social de este proyecto por lo que hoy día quienes son usuarios de la app pueden escoger si canjear o donar sus bikos. Por ahora este emprendimiento colombiano sigue creciendo y sus creadores están avanzando en una alianza con el Ministerio de Ambiente y el de Transporte para, en un futuro, calcular cuántas emisiones de carbono ahorran los usuarios.

Vea un video sobre Biko a continuación:


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.