Durante la crisis económica en el mundo, España ha sido uno de los más afectados en el mundo.

En el marco de la apertura del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), Oxfam revela un informe donde critica el hecho de que las personas con mayor riqueza en el mundo, son al mismo tiempo los grandes influyentes en la política mundial. (Consulte el informe completo aquí)

El informe titulado “Gobernar para las élites: Secuestro democrático y desigualdad económica” explica el impacto que tiene la creciente desigualdad  tanto en los países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo, permitiendo a las personas más ricas minar los procesos democráticos y elaborar políticas que favorecen sus intereses a costa de los del resto del mundo.

En otras palabras, el informe de la organización denuncia que las personas más ricas del planeta son las encargadas de influenciar  la creación de  paraísos fiscales, prácticas empresariales anticompetitivas, tipos impositivos bajos para las rentas altas y las inversiones, y recortes en políticas públicas destinadas a beneficiar a la mayoría.

Así mismo, la organización señala que desde finales de la década de los setenta, los tipos impositivos para las rentas más altas han disminuido en 29 de los 30 países de los que se disponen datos, lo que significa que en muchos lugares, las personas ricas no sólo ganan más dinero sino que, también, pagan menos impuestos.
De acuerdo con Oxfam, uno de los ejemplos que mejor muestran esta situación es Estados Unidos, porque en este país los intereses de los más acaudalados están representados en el Gobierno, en comparación con los de las clases medias. Esto se manifiesta en temas neurálgicos como la reforma migratoria.

La crítica de la organización cobra relevancia si se tienen en cuenta dos cosas, por un lado, la mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las  85 personas más ricas del mundo y segundo, uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio es reducir la pobreza extrema y el hambre, mandato donde la desigualdad cobre relevancia, puesto que“no podemos pretender ganar la lucha contra la pobreza si no hacemos frente a la desigualdad”, afirmó Winnie Byanyima Diretora ejecutiva de Oxfam.

Por tal motivo, la organización llama a los líderes mundiales reunidos en Davos a tomar consciencia de su papel y de la necesidad de hacer elecciones que favorezcan el desarrollo sostenible y el cierre de la brecha entre ricos y pobre en el mundo.

La desigualdad en cifras*

1.Casi la mitad de la riqueza mundial está en manos de sólo el 1% de la población.

2. La riqueza del 1 por ciento de la población más rica del mundo asciende a 110 billones de dólares, una cifra 65 veces mayor que el total de la riqueza que posee la mitad más pobre de la población mundial.

3.Siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad económica ha aumentado en los últimos 30 años.

4.El 1% más rico de la población ha visto cómo se incrementaba su participación en la renta entre 1980 y 2012 en 24 de los 26 países de los que tenemos datos.

5.En Estados Unidos, el 1 por ciento más rico ha acumulado el 95 por ciento del crecimiento total posterior a la crisis desde 2009, mientras que el 90% más pobre de la población se ha empobrecido aún más.

* Fuente Informe Oxfam
 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.