No es un secreto que cerca de la mitad de los productos que encontramos en los supermercados contienen aceite de palma, algo que de entrada no parecería negativo de no ser porque estos aceites son cada vez más criticados debido al impacto ambiental que genera el cultivo de palma africana. Un temor que se cimienta en la premisa de que si la demanda de aceite de palma sigue aumentando, los bosques tropicales en los países productores serán víctimas de un cultivo intensivo de palmas de aceite.

Y es que el cultivo de palma además de poner en peligro la biodiversidad de algunos ecosistemas, también ha provocado numerosos conflictos sociales en diferentes países entre ellos Colombia. Conscientes de estos desafíos los productores de palma a nivel mundial crearon el estándar Roundtable on Sustainable Palm Oil (RSPO) con el objetivo de promover el crecimiento y uso de productos elaborados con aceite de palma sostenible a través de estándares globales creíbles. Garantizando a través de esta herramienta la seguridad y trazabilidad de las cadenas de suministro con el objetivo de proporcionar evidencias creíbles de que este aceite procede de recursos sostenibles.

Lo novedoso del caso es que por primera vez, una empresa colombiana se situó en el primer lugar en el listado de las 50 empresas productoras de palma sostenible más importantes del mundo. El Grupo DAABON, ubicado en Santa Marta, es el receptor de dicho reconocimiento presentado durante la decimosegunda reunión anual de la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO), que reunió a más de 800 delegados de 40 países para analizar los desafíos que enfrenta la palmicultura en términos de sostenibilidad. (Vea: ¿El gruo Daabon en el ojo del huracán?)

La evaluación fue elaborada a través de la herramienta SPOTT, diseñada por la Sociedad de Zoológicos de Londres (Zoological Society of London), miembro activo de la RSPO, y consultada por los más reputados actores de la cadena productiva de la industria palmera a nivel internacional, osea son los propios productores de palma quienes evalúan qué tan sostenibles son sus negocios.

La herramienta tiene en cuenta más de 50 indicadores de transparencia y compromisos corporativos relacionados con temas críticos de sostenibilidad, a través de siete categorías de mejores prácticas ambientales.

Un reconocimiento que ratifica a Colombia como uno de los mayores productores de aceite de palma alrededor del mundo y que índica que dicha producción tiene un gran componente dedicado a mitigar algunos de los impactos de esta industria sobre el medio ambiente..

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.