Lucía Carvajal, alcaldesa de Remedios.

Durante muchos años trabajó en el sector público y hoy ejerce por tercera vez como alcaldesa de Remedios, Antioquia, convencida de que es una de las pocas formas eficientes de hacer algo por la gente. "Uno se cansa de estar presentando proyectos y que terminen ignorándote. Pero desde la Alcaldía uno es el que decide y eso te permite dar más apoyo a los verdaderos problemas del municipio", asegura.

Remedios es minero por naturaleza, y aunque  asegura que no es muy grande el número de niños vinculados con el sector, cree que muchos se ven afectados indirectamente por algunas costumbres de los mineros. Según cuenta,  ellos creen que fácilmente resolverán todos sus problemas con dinero y eso cala en la mente de muchos menores de edad. También comenta que muchas niñas ven la prostitución cerca de las minas como una forma de solucionar sus problemas o satisfacer sus caprichos, y por  eso la minería en esa zona no siempre ha sido un factor de desarrollo. “Desde esta Alcaldía queremos crear entornos protectores para rescatar a los niños y garantizarles lo que el Estado está en obligación de garantizar”.

Una de las formas de luchar por los derechos de los niños es responderles desde la educación, la salud, la recreación y el deporte. Desde su plan de desarrollo la alcaldesa pretende presentar otras alternativas, “enseñarles a los niños a soñar, que piensen y se desarrollen como personas”, dice.

Otro de los retos que tiene como alcaldesa es hacer un trabajo importante de formalización y asesoría técnica general a todo el sector minero, para que se ajuste a las nuevas normatividades.  "Hemos acomodado nuestra propuesta a lo que la ley está exigiendo, al acompañamiento a todo ese sector para que nuestros pequeños mineros dejen de ser perseguidos y estigmatizados como grupos ilegales. Son mineros ancestrales", afirma con convicción.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.