FairCap es una iniciativa nacida en España, específicamente en Barcelona, allí un grupo de emprendedores se dio a la tarea de crear un filtro para botellas de uso común que permitiera la potabilización del agua. Lo novedoso de este invento, que está en etapa de perfeccionamiento, que su construcción se hace a partir de una impresora 3D.

(Vea: La extraña manera en que los perros beben agua)

En esto radica parte de su éxito, ya que su costo es de tan solo tres dólares. Sin embargo, el filtro podría llegar a ser más barato si su fabricación llega a volverse un proceso industrial. De ahí que sus creadores afirmen que el costo final del filtro puede llegar a ser de tan solo un dólar.

(Vea: El increíble desenlace de un disparo bajo el agua

El filtro que tiene una longitud de 12 centímetros e impide el paso de bacterias, protozoos y partículas, su principal falencia es que no detiene el acceso de virus y químicos un detalle que se podría paliar con el ya nombrado proceso de industrialización. 

Los promotores del filtro de momento están en una campaña de crowfounding para conseguir fondos y perfeccionar el dispositivo que ha sido llevado a los laboratorios de la reconocida marca de camping ‘Quechua’ para su evaluación y perfeccionamiento.

De momento el filtro tiene una vida útil de 100 a 1000 litros de agua, y de materializarse su producción en masa sería de gran ayuda no solo para montañistas y exploradores sino para países muy pobres en los que todavía no hay un acceso fiable al agua potable.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.