El agua es el recurso no renovable más importante para cualquier especie en el planeta, sin ella no hay vida. Actualmente la escasez del líquido afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que esa cifra aumente en los próximos años según la Organización de las Naciones Unidas; por ello, tener un recurso limpio y saneado hace parte de los 17 objetivos y metas de Desarrollo Sostenible para 2030.

Es ahí donde cobra relevancia la misión de Ondina, marca que nace para integrar las compañías Valrex, Tepsa y Depurar, dedicadas al tratamiento del agua a través de la gestión de activos especializados para tal fin. Esta nueva compañía entrega soluciones integrales que abarcan todo el espectro de su uso industrial, desde su captura en fuentes naturales hasta su entrega final a las mismas.

Le puede interesar: Uno de cada cuatro niños carecerá de agua en 2040

Para ello, la organización gestiona activos en varias áreas especializadas: agua potable; agua para procesos industriales; sistemas de reúso, es decir, donde se trata el líquido para que vuelva a entrar al sistema productivo; tratamiento de aguas residuales industriales y domésticas. Adicionalmente, la empresa promueve la generación de energía a partir de biogás, combustible natural obtenido de componentes presentes en algunos tipos de aguas industriales.

Según Carlos Mejía, CEO de Ondina, este conjunto de soluciones marca la diferencia con otras empresas dedicadas al manejo físico-químico o biológico del agua porque “mientras que jugadores tradicionales proveen sistemas y equipos en un modelo clásico de ingeniería, nosotros asumimos un nivel superior de compromiso, en algunos casos recomprando activos ya presentes en instalaciones de nuestros clientes”. Esa labor es posible gracias a un óptimo diseño e ingeniería de los sistemas de tratamiento, la prolongación de la vida útil de los equipos y la creación de un protocolo de servicio integral que, según Mejía, es único y diferencial en el mercado.

 “Contamos con una plataforma de experiencia de más de 400 proyectos ejecutados en 15 países”, afirma Diego Jaramillo, fundador de Tepsa, una de las empresas integradas a Ondina. Esta trayectoria la posiciona como una de las compañías líderes en América Latina en sistemas de aguas industriales. Además, ha logrado alianzas con las principales empresas proveedoras de tecnología de agua y energía en el mundo como la norteamericana GE, la alemana Wherle, la japonesa Toray y la belga Waterleau.

Le recomendamos: 10 datos acerca del agua que quizás usted no conoce

Entre sus numerosos casos de éxito se destaca la alianza con Acerías Paz del Río donde, con inversión directa, Ondina opera un sistema de reúso de agua que trata 1.500 metros cúbicos al día y el 100% de las aguas resultates del proceso de la siderúrgica. Recientemente Ondina ha diseñado e invertido en sistemas de tratamiento de agua de última generación para clientes como: Grupo Nutresa, Ramo, EPM y Alpina. Todos estos proyectos buscan mejorar las condiciones de gestión de activos de agua con altos impactos en competitividad y sostenibilidad.

Sin embargo, su trabajo no para ahí. Durante la tragedia que vivió Mocoa el pasado 31 de marzo, la cual dejó cerca de 20.000 damnificados, una alianza con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) les permitió contribuir con los sistemas de potabilización de agua para la emergencia.

Igualmente, Ondina crece sobre una plataforma de talento colombiano, con una estrategía de innovación y responsabilidad social empresarial que tiene como prioridad generar empleo de calidad, con impacto positivo en las familias y comunidades donde se desarrollan sus alianzas.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.