Traducción al español de Menstrupedia

Cuando Idita Gupta tuvo su primer periodo, fue instruida para mantenerlo en secreto, incluso de su padre y su hermano. Le enseñaron que hacerse la ignorante sobre la menstruación la hacía ver más decente. En su natal India, el 30% de las niñas no sabe qué es el periodo hasta el día que les llega por primera vez. Ella misma cuenta como muchas de sus compañeras pensaban que estaban muriendo o que habían contraído cáncer en la sangre cuando comenzaban a sangrar.

Los temas de higiene personal durante la menstruación son cruciales para evitar infecciones y enfermedades, pero únicamente el 12% de las niñas indias pueden acceder a productos de calidad para usar mientras tienen el periodo. Los profesores de biología suelen pasar de largo el tema cuando salía en sus libros de estudio por sentirse incómodos.

Gupta creció en un pequeño pueblo en el que comprar una toalla higiénica era considerado inmoral. Por esto, usaba trapos viejos que lavaba para próximas ocasiones. Cuando terminaba su periodo los escondía en un lugar apartado y húmedo para que no los descubrieran y se enteraban que había menstruado. Para muchas culturas, el ciclo menstrual es un motivo de asco y vergüenza.

Era sometida a restricciones ridículas, como no tocar o comer pepinillos, sentarse en el sofá o acercarse a las camas de sus familiares durante su periodo. Por su ‘impureza’, debía lavar las sábanas así no las hubiera manchado, y era apartada de las actividades religiosas. Muchos templos tienen incluso signos que prohíben la entrada a mujeres menstruantes.

El daño en la confianza y la autoestima es incalculable. Solo hasta que se fue a estudiar a otra ciudad, Idita se sintió cómoda con la menstruación. Una de sus compañeras de cuarto le sugirió usar toallas higiénicas, y la experiencia le enseñó que no tenía que vivir ‘esos días’ incómoda y con pena.

Cuando conoció al que se convertiría en su esposo, por fin se sintió tranquila para hablar sobre la menstruación. Su pareja, que había crecido entre hombres, estaba anonadado al escuchar las luchas diarias que tenían que enfrentar las niñas y mujeres con respecto al periodo. Esta curiosidad compartida los motivó a investigar el tema y entender por qué un proceso biológico natural, que es incluso responsable de la misma creación de la vida humana, es visto como un tabú.

Hablaron con niñas, padres, médicos y ONGs sobre el tema, lo cual resultó en un compendio de historias sobre las prácticas culturales de vergüenza y aislamiento a las que se exponen las niñas y mujeres alrededor del mundo. Finalmente, ahorraron para dedicarse enteramente a un proyecto que pudiera educar de manera sencilla a las niñas alrededor del mundo para saber qué es la menstruación.

Así nació Menstrupedia, una enciclopedia virtual en la que se resuelve de forma didáctica todas las dudas sobre la menstruación. Además, se encarga de desacreditar mitos sobre el periodo y promover la discusión pública sobre el tema.

Para acercarse más a las pequeñas, diseñaron un cómic en el que, con humor, comparten las diferentes historias que han conocido a lo largo de años de trabajo. El libro está disponible en inglés y el sitio web está lleno de contenido amable a los usuarios que puede encontrarse gratuitamente. Han trabajado con otros países para usar el contenido en sus idiomas y muchas escuelas lo han incluido en su currículo.

Para Gupta, lo más importante de la iniciativa es mostrar cómo acciones sencillas pueden crear consciencia sobre el periodo. “Sueño con un día en el que la menstruación deje de ser una maldición para convertirse en un cambio que es bienvenido en la vida de las niñas”, cuenta.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.