| 2017/10/05

Compras para la sostenibilidad

La organización internacional para la estandarización (ISO) aprobó en marzo pasado la nueva norma ISO 20400 enfocada en apoyar los procesos de compras de las organizaciones desde la perspectiva de la Responsabilidad Social.

Compras para la sostenibilidad

*Por: Mario Roberto Solarte Rodríguez

La sostenibilidad es un movimiento que articula el buen desempeño de las organizaciones con sus fines ambientales y sociales. La norma ISO 26000 (2010) promueve la responsabilidad social asumida en el marco del aporte de las organizaciones al desarrollo sustentable. Esta norma encuadra la responsabilidad social en el horizonte de un tipo de economía razonable, basada en lo expresado en el Informe Brundtland: que pueda “asegurar que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”.

Las organizaciones son actores centrales del mercado. En los últimos años se fueron articulando la urgencia de la sostenibilidad con el movimiento de la responsabilidad social. Esto aportó la comprensión de la necesidad de la reparación de los impactos negativos, junto con el cuidado y protección de la naturaleza, lo que no se puede separar del desempeño económico ni social.  La integración de esa antigua triple cuenta en un solo proceso, ayuda a comprender que el éxito de una organización no está solo en la producción de utilidades para sus dueños o accionistas, sino que también se debe medir en términos de producción de bienestar social, reparación y cuidado de la naturaleza.

Pero, más allá, la propuesta de la norma ISO 26000 de llevar la responsabilidad social a la cadena de valor, empezó a trabajarse muy pronto con los proveedores exigiéndoles el cumplimiento de esta norma. El campo de las compras apareció entonces como el espacio propicio para esto. La razón es que la gestión de compras es central en las cuentas de una organización, por lo que se hace necesario alinearla con sus objetivos y estrategias de sostenibilidad.

Este enfoque trajo nuevos problemas porque no existían consensos sobre la gestión concreta de la sostenibilidad, sino una enorme marea de textos, fines e iniciativas. Cada cambio en las expectativas sociales, se ha traducido en regulaciones nacionales o internacionales, que han hecho difícil gestionar la adaptación a tales cambios con la velocidad requerida.

El nuevo estándar ISO 20400 (2017), “Guía para las Compras sostenibles”, responde a este desafío. Fue lanzado por la Organización internacional para la estandarización (ISO) en el pasado mes de marzo, y asumida por Icontec como norma técnica nacional. Fue construida en un proceso en el que participaron 52 países, de todos los continentes, a través de comités espejo nacionales y de seis reuniones de trabajo internacionales.

Esta norma da orientaciones para que las organizaciones puedan integrar la sostenibilidad en sus procesos de compras, involucrando a todas las personas que tiene funciones en esta gestión y considerando a sus proveedores y contratistas. La guía ayuda a integrar dos funciones que suelen estar desarticuladas en las organizaciones, las áreas enfocadas en la gestión ambiental y social, y quienes se dedican a las compras.

La sostenibilidad articula las preocupaciones por la naturaleza, junto con el bienestar social y el buen desempeño económico. Las organizaciones que estén trabajando en la integración efectiva del antiguo triple resultado en la gestión y las cuentas, ahora tienen en las iniciativas de sostenibilidad, tales como la norma ISO 20400, una herramienta poderosa para que, a través de las compras sostenibles, se promueva la sostenibilidad en la cadena de valor. Por ejemplo, incluir empresas pequeñas que tienen dificultades para cumplir las altas exigencias de la norma ISO 26000 y ayudarlas a alcanzar sus condiciones de acuerdo a los criterios de sostenibilidad. O, para el caso de nuestro país, apoyar la construcción de la paz con la compra de productos a organizaciones de víctimas o de excombatientes, e impulsando  que otras empresas adquieran un compromiso serio con los asuntos de responsabilidad social.

Doctor en Filosofía y Profesor Asociado de la Facultad de Filosofía de la Pontificia Universidad Javeriana.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.