Colombia es el primer productor de aceite de palma en América y el cuarto a nivel mundial, después de Indonesia, Malasia y Tailandia.

La declaración fue firmada por Unilever, IFC Banco Mundial, Indupalma, Aceites S.A., Extractora Palmariguaní S.A., Oleoflores, Grupo Empresarial Palmero Tumaco, Poligrow, Palmas del Cesar, Palmas del Casanare, Control Unión, Nes Naturaleza SAS y Agrobis, entre otras.

El Viceministro de Asuntos Agropecuarios, Hernán Román Calderón, y el Embajador de Holanda, Robert van Embden, respaldaron la iniciativa que busca la siembra de 15 mil hectáreas sostenibles por parte de pequeños productores y 200 mil toneladas de aceite de palma certificadas.

Este también es un paso en la conquista de los mercados internacionales que demandan empresas responsables y productos sostenibles, con valor agregado.

Por ejemplo, Holanda, segundo destino de las exportaciones colombianas en Europa, después de España, firmó varios acuerdos sectoriales en donde los importadores de aceite de palma advierten que sólo comprarán desde el año 2015 la producción 100 por ciento producida bajo criterios de sostenibilidad, lo que se convierte en un reto para las empresas proveedoras y los pequeños productores.

"Para el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural el concepto de sostenibilidad es eje central del diseño de sus políticas, teniendo en cuenta que considera la equidad social, el respeto por el medio ambiente y, sobre todo, el progreso de las comunidades productoras", expresó el Viceministro Román.

Reconoció, igualmente, el decidido apoyo del gobierno Holandés en los proyectos de la cadena de palma que en este caso colaboró con la financiación de la plataforma de comercio sostenible, la cual reúne a los diferentes actores -importadores, procesadores, productores, exportadores, instituciones gubernamentales y ONG-, los pone a trabajar en cuatro áreas: apoyo a pequeños productores, mercados y posicionamiento, certificaciones y verificación y cambio climático.

"Estos hechos de solidaridad tienen un impacto importante en el cumplimiento de los objetivos asociados a la conquista de los mercados internacionales a través de acciones de valor agregado para nuestras exportaciones, los felicito y cuenten con el apoyo del Ministerio", dijo el viceministro.

Por su parte, el embajador de Holanda, Robert van Embden, señaló que esta nueva alternativa "es para Colombia una oportunidad única que convierte la sostenibilidad en una ventaja competitiva que permite aprovechar los TLC con los principales bloques económicos, generar más inversiones público-privadas, más tecnología y el reconocimiento del sector palmero colombiano por la calidad de sus productos y su reputación".

A su turno, el director de Solidaridad, Gonzalo de la Cruz, señaló que son varios los desafíos para acelerar el cambio. Uno de ellos, lograr que la información no sólo de mercados sino de mejores prácticas para la toma de decisiones se conviertan en un bien público y pase de los que más saben a los que menos la conocen como los pequeños productores.

Con ayuda del Ministerio de Agricultura

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.