| 2016/02/08

El incendio y los Cerros

Es imposible en tiempos de sequía prevenir 100% de los incendios. El manejo del riesgo es uno de los factores que los ciudadanos debemos estar atentos en la propuesta del nuevo alcalde sobre el sendero de los Cerros.

Foto: Guillermo Torres/SEMANA
Foto: Guillermo Torres/SEMANA

Todos los incendios forestales que tuve que afrontar durante los meses en que fui Secretaria de Ambiente del Distrito tuvieron un denominador común, fueron provocados. La susceptibilidad a incendios aumenta en período de Fenómeno del Niño debido a la sequía, si a esto se le suman los vientos, la vegetación exótica y el descuido o mala intención. Tenemos un escenario de riesgo que afrontar.

Por eso es tan importante medir el riesgo de abrir el camino de cerros de 80 kilómetros (que propone el alcalde Enrique Peñalosa) porque aumenta el flujo de personas y así el riesgo de provocación de incendios, además del impacto de este tipo de sucesos en la población. Este fue un tema crítico que advertimos en el empalme.

Aquí se presenta una paradoja: se abren caminos para más acceso, pero se amplía el riesgo. El disfrute de los cerros se puede dar, pero con un esquema operativo controlado, con guía, donde el acompañamiento logístico y de emergencias sea permanente. Los Cerros no son como el Parque Simón Bolivar, abierto al público libremente, requieren de un modelo de gestión más cercano a Parques Naturales que a parques urbanos.

El camino per sé, no se convierte en un cortafuegos, aunque puede contribuir. Los caminos cortafuegos en cerros han sido ya realizados por los bomberos y las vías de acceso también, pero por la naturaleza de la reserva misma, llenar de caminos los cerros para que puedan entrar las máquinas de bomberos requiere un esquema especial y no lograrán cubrir todos los perfiles desde donde se puede iniciar un incendio, especialmente porque en épocas de vientos estos se expanden por las copas, no por el suelo y en esas circunstancias los caminos cortafuegos quedan inservibles.

En el Fondo Distrital de Gestión de Riesgo y Cambio Climático (FONDIGER) la administración anterior dejó 16.000 millones para prevención y manejo de emergencias para el año 2016, con énfasis en afrontar los incendios forestales y un plan reforzado con base en la experiencia obtenida.

Las medidas más eficaces son:

- Restricción de acceso a los Cerros en época de sequía

- Aumento de monitoreo para identificar los conatos de incendios a tiempo cuando no han crecido

-  Coordinación con Ejército y Fuerza Aérea para inmediatamente disponer de helicópteros, o tener a disposición helicópteros privados para atender emergencia.

Los territorios claves para monitorear:

- Sumapaz

- Cerros Orientales (norte hasta sur)

- Ciudad Bolívar

- Humedales en alerta

Es imposible en tiempos de sequía prevenir 100% de los incendios, aunque todo el esfuerzo debe hacerse ahí, lo clave es identificarlos cuando están iniciando y atacarlos de raíz desde el aire. Sin duda, el manejo del riesgo es uno de los factores que los ciudadanos debemos estar atentos en la propuesta del nuevo alcalde sobre el sendero de los Cerros.

*Exsecretaria de Ambiente de Bogotá/Activista Ambiental

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.