*Director de Compartamos con Colombia.

Varios problemas estructurales aquejan a nuestra sociedad: el narcotráfico, la cultura de la ilegalidad, la corrupción y la inequidad son algunas de las enfermedades que nos impiden progresar. La diferencia entre regiones es muy marcada, les hemos dado la espalda a comunidades fuertemente impactadas por el conflicto armado, olvidando el gran potencial que tienen y desperdiciando su riqueza cultural, ambiental y productiva.

El olvido y la indiferencia tanto del Estado, como del sector empresarial y la sociedad civil han abierto el espacio para que los promotores de la ilegalidad se apropien de los territorios, exploten los recursos naturales indiscriminadamente, vulneren los derechos de las poblaciones y consoliden su poder violento. Una gran ilusión de paz se ha generado en medio del proceso de negociación con las Farc y debemos como sociedad comprometernos y apostarle de lleno a una transformación que nos permita generar soluciones a los grandes problemas con los que nos hemos acostumbrado a convivir.

Para aportar a la construcción de una nueva narrativa, nace el Festival Detonante, una apuesta de entretenimiento sostenible que permite visibilizar las iniciativas regionales, conectarlas con nuevas oportunidades e inspirar a las comunidades para lograr un mayor empoderamiento local. Esta alianza de Semana Sostenible, 10 Music y Compartamos con Colombia busca ser una plataforma en la cual aliados de todos los sectores aporten a la consolidación de un gran movimiento que permita construir nuevos imaginarios que guíen la transición a una nueva Colombia, más incluyente, más justa, más equitativa y ojalá en paz.

Los días 3, 4 y 5 de diciembre pasados vivimos una experiencia fascinante en Quibdó, sede de la primera versión del Festival Detonante. Meses de preparación antecedieron a estos tres días de festival, se consolidaron alianzas con entidades con gran trayectoria en la región y se lograron articular los esfuerzos de múltiples actores de diferentes sectores. El gran respaldo de las entidades públicas de orden nacional y local, de entidades de cooperación y de la empresa privada permitieron que este gran proyecto se convirtiera en realidad. Durante tres días todos los ojos estuvieron puestos en Quibdó, más de 5.000 personas participaron en las diversas actividades programadas, desde talleres de emprendimiento, mentorías a emprendedores, feria empresarial, talleres comunitarios, procesos de innovación, promoción de expresiones culturales y conciertos.

Encontramos en el Chocó y en Quibdó una biodiversidad increíble, una población alegre e inteligente, con ganas de hacer parte del cambio, con una riqueza cultural única y con un potencial enorme. Encontramos todo tipo de liderazgos positivos, con dos elementos principales en común, un gran convencimiento del potencial de su gente y un marcado interés por superar el estigma de pobreza y violencia con el que han tenido que convivir por muchos años. Esta vez detonamos Quibdó, esperamos seguir cambiando la narrativa y visibilizando el potencial de nuestras regiones.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.