Fernando Ríos es el director de sostenibilidad para la región andina de Tetra Pak.

Este es un tema que tiene muchas aristas, intereses, e incluye a diferentes actores como: entidades de gobierno central, local, industria, comercio, consumidores y a todas aquellas instituciones y personas que operan en la cadena de valor del reciclaje.  Eso lo hace demasiado complejo, pero no imposible.

Aunque algunas veces se cree que los únicos países que pueden lograr metas de reciclaje significativo son aquellos países industrializados, de Europa o  Norte América. Sin embargo, otros países como Colombia sí lo pueden lograr teniendo en cuenta que  Perú , país con características similares a la de nuestro país  en muchos aspectos, nos puede animar a decir “si se puede”.

En 2009 se creó en Perú una ley  que incentiva a los municipios a hacer mejoras en sus procesos de gestión y modernización municipal, en salud, vivienda, construcción, saneamiento y temas relacionados con el medioambiente entre otros. Las municipalidades pueden obtener recursos adicionales a su presupuesto institucional inicial del año. Esto siempre supeditado a un cumplimiento de metas, establecido por el ministerio correspondiente.

El Ministerio de Economía y Finanzas es la entidad que  transfiere los recursos a cada municipalidad después de las evaluaciones  que realiza cada ministerio encargado de un tema específico. Así, por medio de un decreto se determina el monto a transferir a cada municipio.

Teniendo como referencia la ley de incentivos. Del Ministerio de Medioambiente en el año 2010 se creó el programa “Segregación en la Fuente”, que tiene como objetivo comprometer a las diferentes municipalidades (alcaldías) del país a ser seleccionadas para recibir un incentivo económico y así estas puedan implementar programas locales orientados a separar los diferentes residuos (orgánicos, papel y cartón, plásticos, envases de Tetra Pak, vidrio y metales) y enseñar a sus ciudadanos a identificar y separar los diferentes materiales reciclables.

Actualmente, esta iniciativa es una experiencia exitosa en Perú, que hoy permite solucionar un gran problema, la correcta disposición de los residuos sólidos urbanos, y a su vez asegura que el destino final de estos residuos no afecte a la salud y el ambiente de sus ciudadanos.

Desde  2010 cada municipalidad, debe encargarse directamente de la recolección selectiva y tener de su censo total de viviendas, un porcentaje de 5 por ciento de ellas, haciendo separación en la fuente. y las municipalidades. La meta se ha ido incrementando año a año y para el 2013 la meta ya es del 10 por ciento.

Hoy, se ha impactado en alrededor de 1.7 millones de personas, que hoy en día forman parte de la cadena de reciclaje ya que separan los residuos que producen. A la fecha ya hay 237 municipalidades participando en las principales ciudades del país.

Este modelo peruano nos sirve como reflexión, para entender que es posible encontrar mecanismos que logren dinamizar la cultura del reciclaje en Colombia, donde todo parte de la colaboración ciudadana, soportada por campañas de educación;  con una logística liderada por las autoridades locales, que integre de manera formal y estructurada a los actores actuales que participan en la cadena de reciclaje; acompañado por un sector privado comprometido y un gobierno central que dé el marco de referencia desde el ángulo legislativo.  Suena fácil y no lo es, pero Perú nos ha demostrado que es posible.

*Director de Sostenibilidad para la región andina de Tetra Pak.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.