*Miembro fundador de Value4chain.

Cada vez se acepta más que gestionar los temas sociales y ambientales es una buena estrategia para gestionar riesgos. Sin embargo, para los actores financieros aún se hila demasiado fino al tratar de mostrar que la inversión en sostenibilidad se traduce en generación de valor: rentabilidad, utilidad, mayor valor de mercado, etc. Gran parte de los retos a los que se enfrenta la gestión sostenible o responsable de las empresas está en demostrarle a públicos internos y externos que lo que hace agrega valor, que es rentable y que es posible presentar información que demuestre que el tema de la sostenibilidad es un asunto transversal al negocio.

Un reciente informe del Pacto Global  sobre la mejor manera de comunicar los avances de la sostenibilidad a los inversionistas mencionaba los siguientes retos para las empresas:

  • 1.    Definir un formato apropiado de comunicación de los asuntos sociales y ambientales. La información de sostenibilidad es compleja (ej. Huella de Carbono, toneladas de CO2, impacto social)

  • 2.    Diseñar un caso de negocio de sus asuntos de sostenibilidad. No sólo mencionando las buenas intenciones sino como esto ayuda a crecer, a mejorar la productividad o a gestionar riesgos concretos.

  • 3.    Conecte de manera coherente su estrategia con la generación de valor y sus actividades de sostenibilidad. No basta con mostrar programas, si quiere ser creíble ante los actores más incrédulos, sea consistente con que en su estrategia la gestión sostenible es parte esencial de esta. Hay muchas formas, porque le da acceso al mercado, porque la reducción de gases efecto invernadero, a la vez ahorra costes de energía, porque la gestión de los asuntos éticos evita riesgos, etc.

  • 4.    Hable el lenguaje de los inversores. Es importante, como se ve en los puntos anteriores, que hable de rentabilidad, costes, eficiencias, riesgos. Es necesario que su inversor le entienda, y su rol es el de mirar si su inversión será rentable, según un riesgo determinado.

  • 5.    Incluya a su equipo gerencial en la comunicación. No será creíble el valor para el negocio de lo que se hace social y ambientalmente si su CEO, gerente, o su junta lo toman en cuenta.

Los retos anteriores, sin embargo, no son fáciles de lograr. Son fáciles de enunciar, pero una vez que se mira en detalle una empresa, surgen dificultades relacionadas con la información: no hay mucha información consistente, mucho de lo que se hace se mide, pero la información está en un formato complejo, o son muchos datos, o muchas veces no es información concluyente. Además, la inversión en sostenibilidad puede tardar tiempo en mostrar resultados, pues los pequeños detalles de las transformaciones que genera no son fáciles de identificar. Además, el tipo de información financiera tradicional es distinto del tipo de información que se genera en materia de sostenibilidad.

Acá es donde aparece un nuevo elemento para lograrlo y poco mencionado en los análisis de comunicación de los logros de sostenibilidad. Actualmente las empresas tienen millones de datos sobre toda su operación, puede acceder a millones de datos sobre su mercado y seguirán generando información. A esta masa de información se le ha llamado BIG DATA.

Encuestas a directores ejecutivos (CEOs)  y a directos financieros (CFOs)  de empresas multinacionales están demostrando la importancia que tiene la gestión sostenible y responsable de estas empresas. Sin embargo, hay un “gap” o vacío entre esta importancia que los directivos están dando a la gestión responsable y la información con la cuentan para demostrar que realmente su adecuada gestión permitará gestionar riesgos y agregar valor al negocio.

Este vacío está cada vez más cerca de ser cerrado y por lo tanto es una gran oportunidad de generar valor desde la gestión sostenible de las empresas: el uso estratégico del BIG DATA producido por la operación empresarial y por el mercado al que las empresas quieren llegar.

El big data  tiene grandes oportunidades como:

  • -    Para el sector financiero: inversionistas, entidades de crédito, y el mercado de valores, es una oportunidad de identificar riesgos y valor, analizando esas grandes cantidades de datos.

  • -    Para la gestión de cadenas de suministro que son complejas, en especial en lo relacionado con la gestión de sus recursos, en el aumento de la productividad y en su propia gestión de riesgos.

Estas oportunidades están directamente relacionadas con la mencionada necesidad de las empresas de comunicar a los inversores como la gestión responsable y sostenible de las empresas permite gestionar riesgos y generar valor. El big data y todas sus herramientas de análisis pueden ser usados para cerrar el vacío de información que hay entre la importancia que los altos directivos están dando al tema de la sostenibilidad y la información para demostrarlo.

El reto está claro, la oportunidad también, ahora lo importante es encontrar el camino para que valor, big data y sostenibilidad puedan estar interrelacionados.

Referencias:

  Enhancing Company – investor communication, insights from the ESG investor briefing project,

  How Companys Manage sustainability, Survey, McKinsey, 2011

  How Sustainability has expanded The CFO Role, Ernst & Young, 2011.

  BBVA, Innovation Edge, Big Data, Español, 2014

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.