| 2012/11/17

Pensar un medio sostenible

Hace cuatro años nos pusimos en la tarea de entender qué significaba la sostenibilidad para un medio de comunicación como Publicaciones Semana. Después de investigar, conocer las mejores prácticas de medios en el mundo y de consultar con las personas que más saben del tema, descubrimos que este era un tema bastante nuevo y con pocos antecedentes en nuestra industria.

Una tarea difícil es pensar un medio de comunicación sostenible que día tras día haga un ejercicio de transparencia y responsabilidad.
Una tarea difícil es pensar un medio de comunicación sostenible que día tras día haga un ejercicio de transparencia y responsabilidad.

Sin embargo, mirado de manera más profunda encontramos que muchas respuestas estaban en nuestra misma esencia y que la mirada sostenible por un lado nos permitía ponerles nombre a muchas prácticas que ya existian y, por otro lado, nos hacía reflexionar sobre muchos asuntos en donde teníamos grandes vacíos. Desde la primera edición de revista Semana, y en uno de los pocos editoriales que esta ha tenido, prometimos que nuestra tarea sería colocarnos: “en esta latitud de objetividad absoluta, de respeto por la pluralidad de ideas, con la aspiración de abrir puertas y ventanas y dejar entrar en el periodismo colombiano un viento fresco que quizás estaba necesitando”.

Treinta años después, nuestros valores editoriales siguen siendo los mismos: independencia, calidad y la firme convicción de darles a nuestros lectores contenidos que respeten la pluralidad de las ideas. Ante un panorama incierto que está dividiendo la historia de los medios de comunicación en dos, las preguntas obligadas de la sostenibilidad son hoy más relevantes que nunca. Debemos abordar asuntos como la transparencia, el manejo de la publicidad, los intereses políticos y económicos y el impacto que tienen nuestros contenidos sobre la sociedad.

Ser conscientes de esto resulta fundamental para cuestionar el presente y el futuro de nuestra industria.
Este informe es nuestra manera de ser transparentes y rendir cuentas. Generalmente somos nosotros,
como medio de comunicación, quienes les pedimos explicaciones al gobierno, a la empresa privada
y a la sociedad. Esta es nuestra oportunidad de sentarnos al banquillo y reportar sobre la gestión sostenible de nuestra empresa. Es nuestra manera de contar qué hay detrás de cada imagen y de cada
texto que publicamos.

Y así reafirmamos nuestro compromiso de dejar una huella positiva en el país. Defendemos la labor periodística y creemos que el mejor aporte a una democracia es la libertad de expresión. Debemos ser críticos, éticos y tener criterio: por eso como industria debemos exigirnos mayor calidad, rigor y excelencia en los contenidos. Aunque el futuro es incierto para muchos medios de comunicación, lo cierto es que estamos viviendo un momento emocionante.

La industria se está reinventando y las conversaciones sobre sostenibilidad son y serán un elemento cada vez más importante en nuestro futuro. No son las nuevas tecnologías las que amenazan a los medios, es la falta de calidad. El lector no dejará de buscar información y su elección dependerá de la credibilidad. Como decíamos en nuestro primer editorial: “informar de manera rigurosa y eficaz, libre de segundas intenciones, de intereses sospechosos y de matrículas políticas. Nada más. Pero tampoco nada menos.” Con mucho orgullo les presentamos nuestro segundo informe de sostenibilidad. Esperamos que este sea el comienzo de una conversación franca y abierta.                                                             

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.