Shinri Tezuka.

Shinri Tezuka es un artista japonés de 26 años además de ser el dueño de una tienda de dulces en el 2013, es uno de los pocos herederos de arte del “Amezaiku”, un arte ancestral japonés que se encarga de crear verdaderas obras de arte a través del trabajo con caramelo.


Una de las particularidades de esta técnica, que data del siglo VIII, es que la mayoría de figuras que se realizan son animales e insectos para llamar la atención de los niños y jóvenes.


La realización de estos dulces requiere velocidad, tolerancia al dolor y gran precisión. La base de caramelo utilizado es jarabe de almidón que se amasa y se almacena hasta que el artista Amezaiku se prepara para calentar la bola de caramelo para hacerla flexible, una vez se calienta, el artista trabaja contra el reloj previendo que el dulce no se endurezca, al mismo tiempo que debe tolerar la alta temperatura de su material de trabajo. 



El detalle en cada una de las creaciones de Shinri es impresionante y eso se refleja en el precio final de las ‘golosinas’ que está entre los 20.000 y 40.000 pesos (1.000 a 2.000 yenes). 


Antes para esculpir los dulces los artistas soplaban el caramelo por medio de un pequeño tubo, similar al soplado de vidrio. Práctica que fue prohibida por ser antihigiénica, por lo que en la actualidad se usan otros medios de introducción de aire soplado.


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.