Estos jabones son usados por muchas personas que creen que están limpiando sus manos con más efectividad.

Muchas veces la solución ante  la imposibilidad de ir a un baño y lavarse las manos es el antibacterial.  Los hospitales lo usan,  los padres lo usan y los niños también.  Hay, incluso, quienes usan este tipo de jabones antes que lavarse con agua y jabón corriente porque creen que así están eliminando gérmenes de manera más efectiva.

Esto, sin embargo, no es cierto, o por lo menos así lo afirma la Food and Drug Agency (FDA), principal autoridad sobre drogas y medicamentos en Estados Unidos. Tanto así, que los directivos de esta agencia van a revisar los ingredientes  que contienen estos jabones para determinar sin son benéficos o no para la salud  humana.

Uno de los ingredientes que más preocupan a los  investigadores el Triclosan, un químico  que se cree puede interrumpir el crecimiento  debido a que su estructura molecular es casi idéntica a  la de las hormonas tiroideas, que controlan el desarrollo y el crecimiento humano.

Aunque este es un primer paso para saber si los jabones antibacteriales son  nocivos para los seres humanos, la FDA llega tarde. La agencia de noticias AP reportó que hace más de 40 años  que se le exigió a la FDA examinar los ingredientes de estos productos y hasta ahora lo va a hacer  con seriedad.

En respuesta, la FDA ha propuesto crear nuevas reglas que obliguen a quienes  elaboran los antibacteriales a proveer más información que pruebe la efectividad  de los ingredientes que usan y que asegure que no son dañinos para  las personas. Por ahora esta discusión queda en pausa ya que la propuesta será sometida al público antes de ponerse en práctica. Así las cosas, el voto último queda en manos de los consumidores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.