El cierre definitivo de El Carrasco debió darse hace 2 años cuando un juez lo ordenó en un fallo, no obstante, bajo la figura de emergencia sanitaria se ha logrado ampliar el plazo que tiene la administración para encontrar otro lugar de disposición de los residuos.

Bucaramanga todavía no sabe a dónde van a ir a parar sus basuras. Mientras que para el alcalde de la ciudad de los parques, Luis Francisco Bohórquez, la solución más práctica por ahora es llevar los desperdicios a Cúcuta, para el alcalde de esta última ciudad, Donamaris Ramírez-París Loboel, el problema es que no hay la suficiente capacidad para albergar las 700 toneladas diarias de basura que llegarían.

El Carrasco, relleno sanitario de Bucaramanga, no podrá ser usado a partir del 30 de septiembre de este año.  Ante esta realidad Bohórquez preparó un plan de contingencia que implica llevar los desperdicios sólidos a la capital norte santandereana. De hecho el alcalde afirmó en un medio regional que  “tengo el visto bueno de la empresa privada de Cúcuta para recibir el número de toneladas de basura que produce Bucaramanga. Además, Aseo Urbano es un sitio que tiene capacidad para 100 años y no para 30 como lo tendría El Carrasco”.

Sin embargo, su homólogo, ha resaltado que el relleno Guayabal no tiene la capacidad para recibir los desechos de Bucaramanga y que lo más adecuado sería que se le diera a esta ciudad un plazo mayor que le permitiera encontrar un terreno en concesión para cumplir la función de relleno sanitario.

El cierre definitivo de El Carrasco debió darse hace 2 años cuando un juez lo ordenó en un fallo, no obstante, bajo la figura de emergencia sanitaria se ha logrado ampliar el plazo que tiene la administración para encontrar otro lugar de disposición de los residuos. Pero, no se descarta que este sitio sea utilizado como planta de transferencia o lugar de disposición temporal, mientras se encuentra una solución definitiva para las basuras.

Tarifas para arriba

Uno de los temas que más preocupa a los bumangueses es que el traslado de las basuras aumentaría la tarifa de aseo. Llevar los residuos de Bucaramanga a Cúcuta, le costaría a los usuarios cerca de $2.200 millones de pesos.  Esto quiere decir, según el diario Vanguardia Liberal que, el aumentos sería entre el 32 por ciento y el 38 por ciento en los recibos de aseo de los usuarios residenciales, y del 40 por ciento al 50 por ciento para los usuarios industriales.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.