El running es un fenómeno que ha venido ganando adeptos en Colombia y Latinoamérica. Lugares que experimentan el mismo ‘boom’ que sufrió Estados Unidos en la década de 1970 y que culminó con la creación y masificación de maratones como las de Nueva York, Chicago y Boston.

Carreras que cubren distancias de 5k y 10k, que no llegan a ser maratones o media maratones, permiten que ciudadanos del común puedan enfrentarse a un escenario competitivo, que además les permite medir qué tan bueno es su estado físico y si en realidad el entrenamiento que realizan esporádicamente les permite subir un escalón más en el objetivo de convertirse en corredores amateur. 


Si bien este tipo de competencias en Colombia están lejos de reunir a multitudes como las que se congregan en Nueva York, Londres, Chicago y Berlín, donde el número de participantes está entre los 30.000 y los 45.000. Los 25.342 corredores que se congregaron para la pasada media maratón de Bogotá y el promedio de 5.000 corredores que congregan competencias de menor magnitud representan claramente que el fenómeno del running está en constante crecimiento en Colombia. Por esta razón, no es casualidad encontrarse a entusiastas del running a cualquier hora del día en distintos lugares de la ciudad como en El Virrey, el parque Nacional o el parque Simón Bolivar.

Incluso se puede llegar a asegurar que cada fin de Semana se lleva a cabo una carrera de 5, 10 o 12K en algún municipio o ciudad de nuestro país. Motivadas por competencias de mayor convocatoria como la Unicef 10k, la Nike 5k, la carrera de la mujer, o la controvertida Color Run. 

Sin embargo, el running tiene su popularidad asentada en tendencias relacionadas con la vida sana que incluyen actividades cómo hacer deporte regularmente y buscar actividades lejos de la vida laboral. Incluso las redes sociales se han convertido en un lugar demostrar que correr es sinónimo de vida saludable. 


Costos

Además del sacrificio que implica llevar a cabo un entrenamiento riguroso para participar en alguna de las pruebas anteriormente mencionadas, estas pruebas tienen un costo de inscripción que por lo general ronda entre los 30.000 a los 50.000 pesos. “Correr no es una actividad para cualquiera, pero tampoco hay que ser millonario aunque si es bueno tener una equipación adecuada” asegura Oscar Flórez, un ingeniero de 32 años que corre al menos una 10k mensualmente. 

Generalmente el dinero de la inscripción le garantiza a los inscritos un kit que incluye una camiseta de la prueba, chip electrónico que registra en una web el recorrido del atleta, una tula y un regalo de los patrocinadores. 

Recomendaciones

Si usted está interesado en unirse a la tendencia del running estás son algunas de las recomendaciones que debe tener en cuenta.  

• Antes de emprender cualquier tipo de entrenamiento o prueba consulte a su médico y si es posible asesórese de un médico deportologo que evalúe aspectos importantes para su salud.

• Si usted es un corredor principiante procure en las competencias no ubicarse en la parte delantera de la largada, ya que esto es un riesgo para usted y para los corredores más aventajados.

• Ármese de un equipo adecuado o por lo menos utilice unos zapatos que ayuden a reducir el impacto en las articulaciones.

• Póngase el objetivo de terminar la competencia, no tiene que correr en todo momento trote o camine.

• Hidrátese constantemente, y por extraño que parezca practique correr y beber al mismo tiempo ya que la falta de práctica puede provocar atoro. 

• Estire antes y después de la carrera.

• Disfrute el recorrido. 

• Visualice la llegada, si estás muy cansado piensa en el momento en el que cruces la meta y obtengas la medalla que por lo general otorgan estas pruebas.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.