Vincent van Gogh vivió en Nuenen de 1883 a 1885.

Pintura foto-lumínica, que absorbe la energía solar durante el día, y miles de bombillas LED se unen para crear uno de los paisajes nocturnos más hermosos que se pueden en la actualidad. La pequeña localidad de Nuenen (Holanda) es el lugar donde el arte, la naturaleza y el uso eficiente de la energía crean una maravillosa experiencia para los ciclistas, quienes circulan en medio de patrones inspirados por la pintura ‘La noche estrellada’.


El diseñador Daan Roosegaarde, quien ya había utilizado esta tecnología para hacer algunas autopistas más seguras en la noche, es el artífice del ciclopaseo que tiene como objetivo celebrar el 125 aniversario de la muerte del pintor holandés Vincent Van Gogh. Según Roosegaarde el camino utiliza un método de iluminación que es "más suave a la vista y respecto naturaleza que lo rodea", esto responde a la autosuficiencia de la iluminación que cuenta además con un panel solar para dar energía a las luces LED. (Vea: Un sol LED para disipar la oscuridad)

Incluso el camino se logra iluminar si las condiciones del clima no han permitido que la pintura absorba la suficiente energía solar, "es un nuevo sistema total que es autosuficiente y práctico, además, increíblemente poético", aseguró Roosegaarde.









Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.