Si hay algo por lo que se caracterizan las figuras lego es por la ternura que despiertan sus sonrientes caras, pintadas en los célbres bloques plásticos que fabrica la compañía danesa. Esto incluso los llevó a protagonizar su propia película (Lego: the Movie) en el 2014, batiendo records de taquilla para una película de su tipo con 470 millones de dólares en taquilla.

Sin embargo, en la Comic Con de San Diego de este año se presentó en público por primera vez Creepy Fig un híbrido entre lego y humano, que muchos no dudaron de catalogar como terrorífico. (Vea: Así funciona el cine para personas con discapacidad)

El creador de tal “aberración” es el  experto en efectos especiales Frank Ippolito, quien tardó cerca de semana y media en moldear la figura completa del personaje. “Me gusta imaginar que hay otro mundo, una realidad paralela, poblado por legopersonas como Creepy Fig”, aseguró Ippolito en la convención.

Lo curioso del asunto es que mientras la mayoría de personas adultas sentían repulsión por la creación, los niños, que se encontraban en el pabellón dedicado a Lego de la convención, acogieron al personaje sin mostrar miedo alguno, una muestra más que los miedos y prejuicios no existen a los ojos de los niños.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.