Más de 40 empresas británicas, incluidas importantes minoristas y compañías de refrescos, se comprometieron este jueves a eliminar los envases de plástico innecesarios para impulsar un plan contra la contaminación. 

Las 42 firmas, responsables del 80% de los envases vendidos en Gran Bretaña, suscribieron un pacto que apunta a abordar la contaminación con este material durante los próximos siete años a través de una serie de medidas.

Le puede interesar: ¿Es recomendable reutilizar las botellas de plástico?

Estas medidas incluyen reducir el embalaje de plástico de un solo uso, hacer que todos los envases de ese material sean reutilizables o reciclables y estipular que el 30% de los recipientes incluyan material reciclado.

Empresas gigantes como Coca-Cola, Asda, Procter & Gamble y Marks & Spencer firmaron el "Pacto de Plásticos del Reino Unido" en medio de una creciente preocupación por el problema de la contaminación causada por este material, particularmente en los océanos.

"Esto requiere una transformación a gran escala del sistema de plásticos y solo se puede lograr reuniendo todos los eslabones de la cadena bajo un compromiso compartido para actuar" sobre el tema, dijo Marcus Gover, jefe del grupo de campaña de sostenibilidad WRAP, que lidera el proyecto.

Le recomendamos: Las terribles consecuencias de la “plaga de plástico” en los océanos del mundo

"Eso es lo que hace que el Pacto de Plásticos del Reino Unido sea único. Une a todos los organismos, empresas y organizaciones con la voluntad de actuar sobre la contaminación. Nunca tendremos un mejor momento para actuar, y juntos podemos", subrayó.

El grupo espera que el pacto se extienda a nivel mundial.

El gobierno británico anunció la semana pasada que quiere prohibir las pajitas plásticas (pitillos, pajilla, sorbete) e hisopos o utensilios de plástico para fin de año en el marco de su plan de lucha contra los desechos de esta materia derivada del petróleo.

Le sugerimos: Investigadores diseñan por accidente una enzima que destruye el plástico

"Vamos a prohibir esos objetos", declaró el ministro de Medio Ambiente británico, Michael Gove, interrogado en la BBC, y estimó que se trataba de una "emergencia mundial" que amenaza principalmente la fauna marina.

Esta prohibición llegará "para fin de año" en forma de ley, precisó.

Antes de ello se lanzará una consulta sobre la prohibición de los objetos de plástico de uso único en Inglaterra, según un comunicado de los servicios de la primera ministra Theresa May. Se incluirán excepciones como por ejemplo el uso de objetos de plástico en el marco médico.