Summers tiene experiencia  tomando fotografías románticas, pero estaba cansado, como parte de la comunidad homosexual, de las imágenes que se mostraban de los hombres y mujeres homosexuales  carentes de estética o, muchas veces, inexistentes.

Por esta razón Summers  decidió viajar por todo el mundo buscando parejas homosexuales dispuestas a dejarse fotografiar en escenas románticas e íntimas de sus relaciones.

La primera foto que tomó fue la de dos hombres en  Londres, tomados de la mano bajo una sombrilla y cruzando un puente.  A partir de esta primera fotografía quiso montar una serie  donde las parejas homosexuales, al igual que esta atravesando un puente, se vieran románticas y elegantes  en vez de hipersexualizadas o, peor, victimizadas.

Con este propósito recaudó el dinero suficiente para viaja a  Latinoamérica, Líbano, Europa, África y Estados Unidos por seis semanas buscando otras parejas.

Vea algunas fotografías de la serie "El amor es igual" a continuación: