¿Qué tan homofóbica es la sociedad en la que vivimos?, la respuesta parece ser obvia. En un país como Colombia la discriminación a la población LGBTI sigue siendo alta, sin ir más lejos hace pocos días la senadora Viviane Morales inició una cruzada para reversar la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, un avance que se había logrado gracias a una decisión de la Corte Constitucional.

En otros países la situación no es diferente y ante este desolador panorama en materia de tolerancia, Amnistía Internacional en Turquía se dio a la tarea de realizar un experimento social en una tienda de mascotas. Bajo el nombre de #GayTurtle, se muestran las reacciones de varias personas que quieren adquirir una tortuga como mascota, el vendedor además de explicar las características de estos animales y que alimentos y cuidados necesitarían también señala la identidad sexual del animal. (Vea también: La discapacidad no existe a los ojos de los niños)

Durante tres días, se registraron las reacciones de los compradores con cámaras escondidas. Estas personas al conocer la orientación sexual del animal, cambiaron completamente su actitud y llegaron a espetar frases tan terribles como: “no me puede vender una tortuga normal”, “es contagioso”, “deme una que no este dañanda”, entre muchas otras.

En primera instancia un podría llegar a pensar que las personas si bien podrían sorprenderse por saber que un animal puede ser homosexual, sorprende el rechazo casi unánime a comprar la tortuga luego de conocer dicha característica. Más allá de ser un experimento innovador resulta preocupante que la discriminación sea tan fuerte que incluso llega a afectar decisiones como la compra de una mascota. (Vea también: La insólita reacción de un gato frente a la pelea de dos ratas)

Cabe destacar que las personas que aparecen en el video son actores que representan a los verdaderos compradores que reaccionaron así, pero que por motivos personales decidieron no ser incluidos en el video.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.