El impulse II es el segundo prototipo de avión solar construido en el mundo. A diferencia de su predecesor, que realizó numerosos vuelos incluyendo uno de 26 horas ininterrumpidas en 2010, tiene como principal objetivo poder dar la vuelta al mundo valiéndose solamente de la energía proporcionada por el sol. 

La aeronave tomó rumbo a Dubái esta semana, lugar desde el que emprenderá una travesía que empezará en marzo y culminará en julio, el viaje se dividirá en cinco etapas que cinco etapas que le permitirá visitar la India, China, Estados Unidos, el sur de Europa y el norte de África.

Para esto el avión cuenta con unas alas que alcanzan los 72 metros de longitud y que le permiten alojar 17.248 células fotovoltaicas que proporcionan al vehículo una autonomía de cinco noches y cinco días. 

El aparato que está hecho de fibra de carbono y tiene un peso de 2.300 kilos. Fue embalado en un delicado proceso en el que participaron treinta personas incluyendo a los cofundadores del proyecto, Bertrand Piccard y André Borschberg. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.