facebook.com/malalmamusic

Sergio Arias es un santandereano que lleva más de 20 años haciendo canciones con la particularidad de que muchas de sus composiciones tienen un marcado sentido social y ambiental. Su último proyecto se llama Malalma. Que el mismo Arias define como “un concepto transgresor y festivo, es música urgente y necesaria es un pensamiento con movimiento y luz”, sus composiciones además de hacer tal despliegue tienen una amplia visión de país y urbanidad rompiendo límites y condiciones.

Semana Sostenible habló con Arias sobre su último trabajo y cómo este se vincula con la sostenibilidad, el medio ambiente y los problemas sociales.

¿Cómo define usted la “sostenibilidad” en Malalma?

S.A.:
Para mí lo que se aferra al alma humana es lo que se vuelve sostenible, el cuidado y la protección a lo que amas. Darle sostenibilidad a la música, es crear canciones que hablen de algo con el alma del mundo.

¿Por qué Malalma como nombre entonces, para una propuesta tan espiritual?

S.A.:
Malalma nace de un libro que leí, a partir de un encuentro en la Feria del libro de Guadalajara, con Rafael Gutiérrez Heredia, autor del libro ‘La Mara’. Su novela narra la historia de una gran pandilla que nace en Los Ángeles y se traslada a El Salvador, desarrollándose como una de las pandillas más peligrosas del mundo.

En la novela se expone, cómo Latinoamérica se podría convertir en una gran pandilla del odio, desalmada y descompuesta, debido a la crisis socioeconómica del mundo.

Todo esto, me llevó a pensar en un personaje, Malalma, encarnado en una mujer que pueda sobresalir del lodo y la falta de oportunidades; saltar de una sociedad en la que todos nos enfermamos por otra donde el espíritu realmente vuelve desde el mal, para lograr vislumbrar una luz que la renueva y la cambia, la saca de esa condición de oscuridad en la que nos envuelven las sociedades actuales.

¿Qué representa el nuevo álbum ‘Un aliento al desierto’ y qué relación hay entre sus canciones?

S.A.:
“Un aliento al desierto” ahonda una vez más en el lenguaje de composición de letras que buscan oídos frescos; escuchas nuevos sonidos que llevan un mensaje de aliento al desierto que habita dentro de nosotros.

De esta manera, si siembras una semilla tienes un agro, si siembras cien semillas tienes cien agros… Siembras mil semillas tienes “Milagros”, que es repensar nuestra condición de seres humanos que no sólo esperamos, regalías, premios, o ser considerados exitosos.

También está somos lágrimas… y si quedara la última gota, sería para alimentar la sed de las multinacionales que deberían crear nuevas estrategias para vivir en torno al único bien que nos salva: Luz líquida ancestral.

Éste álbum nos invita a reflexionar sobre lo que creemos, bebemos y comemos, cómo es nuestro traje de día a día ­ tragedia­ ¿O comemos día a día una comedia? ¿Qué nos hace despertar para mirar un nuevo amanecer?

Entonces, ¿hacia dónde va el alma del mundo y la música de Malalma?

S.A.:
Hacia la ruta de la sostenibilidad. A mantenernos unidos y alertas para que logremos ser un gremio en la música, que pueda hablar desde su experiencia y con su sonido crear un movimiento que no necesariamente salve el mundo, pero que pueda plantear la construcción de una sociedad que reverdece desde sí misma.

¿Y cómo está vinculado el medio ambiente?

S.A.: 
Nuestra propuesta busca que se convierta al planeta tierra pueda generar a través de nuestro sonido, letras y puesta en escena música que sane el alma.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.