| 2017/04/20

Todo está en la mente

Mindfulness, una técnica milenaria que se ha convertido en una alternativa exitosa para combatir el estrés, el agotamiento y los conflictos en las escuelas públicas de Colombia.

Todo está en la mente

La técnica del midfulness es un modelo de relajación que potencializa la mente e impacta de manera positiva el desarrollo cognitivo y emocional. Mindfulness se basa en la auto observación y permite que la persona se concentre con interés y curiosidad en  las experiencias del momento. De esta manera se toma conciencia de la realidad, dando la oportunidad de combatir el estrés, el dolor, las enfermedades y frustraciones, que generan preocupación, abandono, desconcentración y aislamiento.

Lo mejor de todo es que se puede poner en práctica en cualquier momento y lugar. Si le causaba dificultad poner la mente en blanco cada vez que iba a meditar, con mindfulness se busca por lo contrario que las personas observen lo que sucede en su conciencia, ya sean pensamientos o imágenes sensoriales  sin hacer juicios dentro de ella, para que de esta forma la mente comience a fluir

Respira es un programa que aplica la técnica mindfulness en niños, niñas y jóvenes afectados por diferentes tipos de violencia, incluyendo el conflicto armado.  El objetivo del programa es contribuir a lo establecido por  la ley de convivencia escolar, particularmente por los niveles de agresión escolar en el país. Un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) identificó a Colombia como el país con el nivel más alto de agresión escolar en América Latina y concluyó que más del 70% de los estudiantes de sexto grado son víctimas o perpetradores de agresión escolar.

Respira se diseñó en el año 2013  y en la actualidad se implementa en 21 colegios de cuatro regiones del país (Bogotá, Cauca, Nariño y Valle del Cauca) donde participan 300 docentes y aproximadamente 10.000 estudiantes de preescolar y primaria que se benefician con el programa.

Mindfulness también busca minimizar los niveles de estrés y agotamiento laboral  de los profesores en las aulas, los cuales desencadenan en pérdida de la motivación laboral y los llevan a utilizar prácticas disciplinarias extremas. Esto genera un impacto negativo en el comportamiento de los estudiantes y en la calidad educativa. 

Una evaluación de impacto con base en criterios científicos realizado por la Facultad de Educación de la Universidad de los Andes evidenció cambios en la manera de vivir y enseñar del 90% de los maestros participantes. Las dificultades de disciplina en las aulas se redujeron en un 19%, la calidad de la relación entre estudiantes mejoró en un 93% y, de igual forma, las agresiones físicas, verbales  y aislamientos de los alumnos disminuyeron en 15 puntos porcentuales.

Algunas escuelas públicas del país ubicadas en zonas de conflicto ya le apuestan a esta técnica y esperan fortalecer con ella sus procesos educativos y de convivencia, tal como lo hizo Estados Unidos luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001. En ese entonces la investigadora Linda Lantieri empezó a desarrollar estrategias del mindfulness para hacerle frente a la afectación emocional que había dejado esta tragedia, la cual causó traumas, fobias y miedos entre la comunidad escolar. Su éxito fue tal que terminó ayudando a más de 5.000 educadores, 2.000 padres y más de 10.000 estudiantes.

Los beneficios de mindfulness han alcanzado tantos adeptos en el mundo, que militares del alto rango en el Pentágono y soldados combatientes en Estados Unidos ya la han hecho parte de su rutina para obtener mejores resultados en sus operativos. La técnica se ha enseñado grandes multinacionales como General Motors, Credit Suisse, HSBC,  Google y Apple con miras  a mejorar la productividad y el ambiente laboral.

En una investigación de la Universidad de Florida se encontró que la práctica del mindfulness puede influir en el ADN de las personas para prevenir enfermedades cancerígenas,  cardiacas y  problemas de diabetes.  Además, ayudaría a disminuir la presión arterial y  a fortalecer el sistema inmunológico.

Los resultados de la primera evaluación en Colombia permiten concluir que la inversión en técnicas de meditación o relajación puede ser una excelente alternativa en cualquier ambiente educativo. Es muy posible que dentro de poco tiempo sean una parte más del curriculum. Si queda confirmado que disminuyen el estrés, bienvenidas sean.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.