Imagen de un río manchado por colorante.

Las pruebas técnicas y testimoniales realizadas por la Autoridad Ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá  probaron que la empresa Cueros Vélez vertió colorantes a la quebrada la Guayabala, afluente del río Medellín- Aburrá.

A cause de este vertimiento ilegal de colorantes, que tinturaron las aguas del río de color azul y afectaron el ecosistema, la empresa deberá pagar en los próximos diez días una suma de 318,5 millones de pesos, el equivalente a 517 salarios mínimos legales vigentes.

Además, Carlos Montoya, director del Área Metropolitana aseguró al diario El Colombiano que esta empresa estaría extrayendo agua del pozo sin permiso de la Autoridad Ambiental.  

La empresa Cueros Vélez S.AS. tiene un plazo de 10 días hábiles para interponer un recurso de reposición contra la sanción de este hecho que ocurrió el 28 de febrero del 2013.  

El gerente de la empresa César Maldonado lamentó que la situación se haya dado a conocer como un “hecho cumplido” y explicó a través de un comunicado dado a conocer por el diario antioqueño que: “No queremos desinformación porque nuestra empresa es responsable ambientalmente, además los cargos que nos señalan son responsabilidad ambiental y no por vertimientos”.

“Vamos a defender el valor de la marca de Cueros Vélez, no estamos de acuerdo con esta manera de responsabilizarnos, reitero que estamos en los términos legales y nos parece desafortunada esta anticipación inadecuada, más mediática que cualquier cosa, pero vamos a ir hasta las últimas consecuencias", dijo César Maldonado, gerente de la empresa” agregó Maldonado. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.