La Policía de Huesca, España, recibió una curiosa llamada el pasado 7 de junio en la madrugada. Más de un millar de ovejas intentaban entrar al centro de la ciudad. La invasión ovina fue causada por el cansancio de su pastor, que las estaba dirigiendo hacia los Pirineos a pasar el verano. No logró mantenerse despierto, lo cual fue aprovechado por los animales para intentar escapar. Las astutas ovejas pudieron ser redireccionadas a su destino, no sin antes dejar en video su curiosa aventura.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.