Superluna.

La superluna es un fenómeno satelital en el que la Luna llena está  a menos de un 10 por ciento  del punto más cercano a la Tierra durante el recorrido de su órbita. La razón por la que no llega a estar en el punto exacto es porque su órbita es elíptica y por eso el centro de esa órbita no coincide con el de la tierra. Este fenómeno se volverá a repetir el 9 septiembre de este año y ya sucedió e 12 julio. Esta frecuencia del fenómeno se ha dado porque tres fases de movimiento orbital de la luna en las que se acerca a la Tierra han sucedido en plena luna llena.

Esta superluna parece un 15 por ciento más grande de lo normal para el ojo humano y brilla 30 por ciento más y su nombre científico es perigee moon.

Las lágrimas de San Lorenzo o Perseidas, por su parte, son una lluvia de meteoros tipo estrella fugaz que giran a la inversa de las manecillas del reloj y que se mueven a gran velocidad: 60 kilómetros por segundo. Su nombre es un tributo a San Lorenzo que falleció el 10 de agosto, misma fecha en la que comenzaron a verse. En esta ocasión esta lluvia estará compuesta por un grupo de entre 30 y 40 meteoros.

La razón por la que pueden ser vistas desde  la Tierra es que, cada verano, nuestro planeta atraviesa una nube de partículas dejada por un cometa llamado Swift Turtle al orbitar alrededor del Sol. Cuando los restos entran en contacto con la atmósfera terrestre se calientan y se vaporizan. El brillo de esta vaporización es lo que vemos como estrellas fugaces.

Según la Nasa, en Colombia se podrán ver ambos fenómenos, sobre todo las lágrimas de San Lorenzo, pero la recomendación es salir a lugares lejos de las ciudades y mirar hacia el norte y noroccidente del país.

Para ir al sitio donde la Nasa transmitirá las Lágrimas de San Lorenzo en vivo haga clic aquí.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.